Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Fiscalía absolvió, sin dar vista al juez, a ministeriales que presuntamente violaron y torturaron a detenida

- Las Fiscales de Investigación y Coordinadora no pusieron ante un Juez a los señalados

- Faltó investigación seria, profesional, imparcial y respetuosa de derechos humanos: CNDH

De la Redaccin Xalapa, Ver. 11/02/2022

alcalorpolitico.com

La Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo de Verónica Hernández Giadáns, absolvió, sin ponerlos a disposición de un Juez, a sus elementos de la Policía Ministerial que violaron y torturaron a July Raquel “N”, una mujer de 30 años actualmente presa en el penal de Pacho Viejo por su supuesta participación en el asesinato de la exrectora de la Universidad Valladolid, María Guadalupe Martínez Aguilar, ocurrido en el municipio de Emiliano Zapata, el 29 de junio de 2020.

De acuerdo con la Recomendación 51VG/2022, en la que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) acreditó que elementos de la Fiscalía violaron y torturaron a la detenida, también se exhibe que, después de haber realizado una investigación deficiente y sin perspectiva de género, en noviembre de 2021 la FGE determinó absolver a sus elementos ministeriales que participaron en los hechos garantizando así la impunidad.

De acuerdo con el expediente, el 23 de noviembre de 2021 la Fiscal de Investigaciones Ministeriales (…) autorizó absolver sin llevar ante un Juez a los policías ministeriales que participaron en los hechos de tortura; dos días después, el 25 de noviembre de 2021, la Fiscal Coordinadora Especializada en Investigación de Delitos de Violencia contra las Mujeres, (…), autorizó absolver a los policías ministeriales señalados por violación.



Luego de exhibir las deficiencias en la investigación de los hechos, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) encontró vulnerados los derechos de acceso a la justicia en su modalidad de procuración de justicia en agravio de July Raquel “N”, enfatizando que los funcionarios a cargo de las investigaciones tenían la obligación de lograr que los hechos no quedaran impunes, lo que no sucedió en el caso.

En consecuencia, la CNDH recomendó iniciar una investigación en contra de los funcionarios de la Fiscalía que determinaron absolver a los elementos de la policía ministerial involucrados en la violación y tortura de la víctima sin llevar a cabo una investigación seria, profesional, imparcial y respetuosa de derechos humanos.

Tortura y violación acreditadas por la CNDH



Cabe recordar que el día de ayer jueves se dio a conocer que la CNDH logró acreditar que elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) violaron y torturaron a July Raquel “N” con la finalidad de involucrarla en el asesinato de la exrectora de la Universidad Valladolid, María Guadalupe Martínez Aguilar, ocurrido en Emiliano Zapata, Veracruz, el 29 de junio de 2020.

De acuerdo con la Recomendación 51VG/2022, el 6 de noviembre del 2020, July Raquel “N” fue detenida en la Ciudad de México por elementos de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, mientras conducía en compañía de su esposo y sus hijos de 9 y 6 años de edad, respectivamente. Posteriormente, elementos de la policía ministerial de la Fiscalía de Veracruz la violaron y torturaron durante casi 8 horas: desde las 11:40 p.m. del día de su detención, hasta las 7:30 a.m. del día siguiente.

De acuerdo con la Recomendación, los elementos de la Fiscalía la habrían amenazado con matar a sus hijos y a su familia; después, la desnudaron para golpearla en los senos, la cabeza y las costillas. También abusaron sexualmente de ella.



Sin embargo, July Raquel “N” no confesó. Ante su silencio, los elementos aprehensores aplicaron otros métodos de tortura: primero, colocando una bolsa gruesa de plástico sobre su cabeza para asfixiarla. Después, aplicándole descargas eléctricas en las ingles y el bajo vientre. Como consecuencia de las torturas infligidas, perdió el conocimiento y tuvo que ser reanimada por los propios policías ministeriales.

Finalmente, después de ser sometida por horas al abuso sexual y tortura, July Raquel “N” firmó el documento con el que pretendían incriminarla en el crimen.