Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Frente a la violencia, protegerse sin la protección del Estado, el gran reto de periodístas: Crespo

- Les urge a medios, nueva estrategia frente al problema, coinciden periodistas

- Tenemos que exigir con la estridencia necesaria que se aclaren los asesinatos pendientes: Aguilar Camín

- CCPNP presentará una propuesta para frenar violencia contra periodistas: Arias Lovillo

Edith Escal?n Xalapa, Ver. 29/05/2010

alcalorpolitico.com

Los periodistas Roberto Rock (El Universal), José Antonio Crespo (Excélsior) y Héctor Aguilar Camín (Milenio Diario) abrieron el foro “Medios, violencia y responsabilidad social”, organizado por la Universidad Veracruzana (UV) en el marco de la entrega del Premio Nacional de Periodismo (PNP) 2009.

Los periodistas coincidieron en señalar la urgencia de una nueva estrategia que les permita realizar sus labores en medio del clima de violencia e inseguridad nacional exacerbado por la llamada guerra contra el narcotráfico del gobierno federal y reconocieron la necesidad de analizar no sólo las agresiones a los comunicadores, sino la responsabilidad del gobierno en un país donde han muerto 23 mil personas en lo que va de este sexenio.

El rector de la UV y presidente del Consejo Ciudadano del PNP (CCPNP), Raúl Arias Lovillo, inauguró las actividades del foro y en su mensaje expresó una preocupación colectiva por la falta de protección al ejercicio periodístico y adelantó que el CCPNP presentará en breve a las autoridades un programa de acción para su defensa.

Denunció que de acuerdo con cifras del Comité para la Protección de Periodistas, con sede en Nueva York, desde 1992 ha habido 813 asesinatos en el mundo, 48 de ellos en México, y dijo que desde diciembre de 2006, con el inicio del combate frontal al narcotráfico, 20 periodistas han sido asesinados en el país y seis más han desaparecido.

Además, el Rector también expresó la voz del CCPNP cuando explicó que en nuestro país las libertades de expresión y de prensa están amenazadas y que la impunidad de los delitos constituye un atentado que, además, debilita la democracia en el país.

Ya durante la primera conferencia del foro, Roberto Rock, integrante de la Sociedad Interamericana de Prensa, aseguró que los periodistas no son “daños colaterales”, sino objetivos directos de las agresiones del crimen organizado; sin embargo, reconoció que la autocensura domina a la mitad del país –donde las bandas criminales actúan– y que el silencio de los medios frente a este problema debilita la democracia.

Por otra parte, aseguró que los medios hacen mal su trabajo: “Cubrimos mal el crimen, de manera repetida y fuera de contexto, al grado que acaba trivializándose y atrae signos de frustración y derrota”. Por ello, dijo que es urgente mayor profundidad, un debate para buscar alternativas de comunicación y mejorar estándares éticos y profesionales.

El escritor y columnista Aguilar Camín, coincidió con Rock en este diagnóstico: “Los medios no sabemos manejar profesionalmente el tema del narcotráfico y la violencia, ni sabemos qué hacer para proteger la integridad del gremio y el ejercicio de la profesión”.

Además de un debate para analizar la calidad y estrategias periodísticas, y llevar a la sociedad la información que el gobierno no aporta, Aguilar Camín propuso la solidaridad como estrategia para frenar la impunidad de los asesinatos y amenazas contra periodistas y defender al gremio: “Tenemos que exigir con la estridencia necesaria que se aclaren los asesinatos pendientes”.

En su turno José Antonio Crespo aseguró que el gran reto del gremio periodístico, sujeto a presiones y tentaciones, radica en protegerse sin la protección del Estado: “El periodismo hoy es una profesión de por sí peligrosa, de alto riesgo, en la medida en que los medios pueden tener una importante influencia política por el mensaje que pueden transmitir a la sociedad”.

Aseguró que esa condición pone a los medios en una situación precaria, principalmente en los estados, pues están bajo presión de los poderes formales y sujetos a la intimidación y la violencia ejercida por el narcotráfico y los grupos criminales. “Si los medios son un objetivo específico que incide sobre la información, son también víctimas de la impunidad que afecta a toda la sociedad, ese poder ayuda a explicar la violencia, las amenazas y los asesinatos”.