Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Éramos muchos y parió la abuela

Fuera de control el crecimiento demográfico en México y se profundiza desigualdad social

- 80% de la riqueza está, en manos del 15% y tenemos a Carlos Slim Helu, “el hombre más rico del mundo”

- Se espera que gobiernos impulsen desarrollo y crecimiento, “pero esto no ocurre”: Montero Olivares, de la UNAM

Anah? Medina Xalapa, Ver. 20/05/2010

alcalorpolitico.com

Crecimiento demográfico desmedido desigualdad, inseguridad, desconfianza y miedo acechan a los mexicanos.

El catedrático de la Universidad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, Sergio Montero Olivares, al impartir la conferencia titulada: ¿Qué ocurre en México? Análisis del contexto político, económico y social” hizo una breve reflexión del contexto que actualmente enfrentan los mexicanos, del cual, dadas las cifras, el panorama no es nada alentador.

Montero Olivares explicó que uno de los principales indicadores que hay que tomar en cuenta es el demográfico, ya que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), el crecimiento demográfico en México se ha disparado enormemente a partir de 1950 cuando éramos 25.8 millones de mexicanos. A la fecha somos 107.6 millones y se prevé que para el 2040 seamos 130 millones.

A ello se le suma la esperanza de vida que pasó de 34 años en 1930 a 80 años en este 2010, siendo la edad promedio de 37 años.

Otro indicador es el de bienestar en viviendas donde el Distrito Federal reporta el más alto índice con 98.3, seguido por Aguascalientes, Nuevo León, Colima y Jalisco con 96.5, 93.5, 93.1 y 92.1, respectivamente, siendo los estados que reportan los índices más bajos: Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Veracruz y San Luis Potosí, con 63, 65, 65.1, 70.7 y 73 respectivamente.

La desigualdad es otro de los factores que conforman el contexto de los mexicanos, pues México es un país que se caracteriza por una profunda, dolorosa y creciente desigualdad en todos sentidos ya que se estima que el 80 por ciento de la riqueza está en manos del 15 por ciento de los mexicanos.

Un ejemplo de ello se hace patente en la revista estadunidense Forbes que ubica a Carlos Slim Helu como el hombre más rico del mundo con una fortuna de 53.5 millones de dólares, encontrándose también en este ranking al empresario Ricardo Salinas Pliego y Joaquín El Chapo Guzmán cuya fortuna asciende a 10 y 1 millón de dólares, respectivamente.

Un ingrediente novedoso en esta década para México es la inseguridad derivada de la lucha contra el narcotráfico misma que arroja datos dolorosos y lamentables, pues en cinco años ha habido 19 mil asesinados, 7 mil 724 de éstos ocurrieron en 2009 y de éstos sólo en el mes de diciembre del año pasado ocurrieron 842 asesinatos.

Aquí hay indicadores de diversas constantes, uno de ellos es la toma de ciudades enteras por narcotraficantes y pistoleros; recrudecimiento de la venganza contra civiles; repunte del secuestro con un promedio de 111 al mes; mil 14 feminicidios entre 2007 a 2008 en trece estados de la República.

Estas cifras se corroboran en el informe confidencial que entregó el gobierno federal al Senado de la República en el cual reconoce la cifra de 22 mil 734 muertos de diciembre del 2006 a marzo del presente año.

Un síntoma de esta inseguridad es la situación que viven muchos indígenas en nuestro país quienes para sobrevivir sólo tienen dos opciones: migrar o sembrar amapola.

A esta creciente inseguridad se suma la ineficacia de las autoridades del ámbito de procuración de e impartición de justicia para llevar a buen término las denuncias interpuestas por los ciudadanos ante los agravios recibidos.

La falta de confianza en las instituciones es otro factor de este contexto que vive México.

De acuerdo con una consulta realizada por Mitofsky, los ciudadanos mexicanos realizada en enero del presente año, los senadores, sindicatos, policía, diputados y partidos políticos registran los índices más bajos de confiabilidad con 7.6, 6.9, 8.6, 6.2 y 5.6, respectivamente, en tanto que la iglesia, las universidades, el Ejército y los medios de comunicación son quienes tienen los indicadores de confianza más altos con 41.2, 31.8, 34.4 y 25.2 puntos, respectivamente.

En un nivel de confianza medio se ubica el Instituto Federal Electoral, Suprema Corte de Justicia de la Nación, empresarios, presidente y los bancos, con 19.6, 18.6, 14.8, 16.3 y 14.1, respectivamente.

De acuerdo con el también integrante de la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación, en este año, al conmemorarse el bicentenario de la Independencia de México y el centenario de la Revolución Mexicana habría que preguntarse si hemos sido capaces de construir cabalmente un estado de derecho? ¿ si el Estado cumple con una actuación basada en la legitimidad y eficacia basada en la transparencia y rendición de cuentas? Y ¿hacia dónde vamos?

Apuntó que hay quienes tienen la idea de que en este año, -por esos acontecimientos de referencia cíclica-, podría suscitarse un estallido social de gran magnitud por la descomposición social, y también quienes afirman que se realizaron distintas actividades para desactivar esta posibilidad por lo que ahora “padecemos estallidos sociales a todas horas todos los días!”

Abundó que algunos prospectivistas sostienen que la prospectiva se detiene cuando llega a manos de los tomadores de decisión y esto no alienta “porque lo que se espera es que los gobiernos sean protagónicos para el desarrollo y el crecimiento, pero esto no ocurre”.

Sergio Montero por último reflexionó que como sociedad “tenemos ventanas de oportunidad para ejercer la imaginación y creatividad para construir el México que queremos”.