Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Funcionarias y empleadas municipales en Moralillo, presionadas por el Alcalde de Pánuco

- Afirman que fueron citadas para ser corridas del trabajo si no apoyan la campaña del PAN a la diputación

- Interpusieron denuncia ante el Ministerio Público por las amenazas de Ricardo García Guzmán

P?nuco, Ver. 20/06/2010

alcalorpolitico.com

Cristina, Graciela, Lizbeth y otras siete compañeras, trabajadoras todas ellas del ayuntamiento de Pánuco, fueron citadas en las oficinas de palacio para... correrlas.

Su pecado: no participar en la campaña proselitista de Ricardo García Escalante, el junior del alcalde Ricardo García Guzmán, que suspira con cada vez más escasas probabilidades de triunfo por la diputación local del Distrito de Pánuco.

Al momento de escribir esta nota, Cristina Padrón funge aún como Presidenta del DIF, Graciela Nájera como inspectora de limpia pública y Lizbeth Roque como asesora legal, todas ellas en la comunidad de “El Moralillo”. Estas tres trabajadoras panuquenses, en compañía de Anabel Rivera, ex encargada de programas especiales del DIF, hartas de chantajes, extorsiones e intimidaciones, concedieron una extensa entrevista que pone de manifiesto, en blanco y negro, lo que es vox pópuli para todo Pánuco: Ricardo García Guzmán es y siempre será un aprendiz de cacique, cuyo interés único es su propia fortuna.

Entre los muchos datos que las trabajadoras municipales aportaron, destacan los relacionados con la conocida inclinación de García Guzmán a traicionar a quien sea con tal de lograr sus muy particulares objetivos. Refirieron que durante la campaña de Patricio Chirinos del Ángel por la diputación federal por instrucciones del alcalde se “… rompieron lonas de Patricio Chirinos y ofreció dinero para crear una campaña sucia en contra del ahora diputado federal por el PRI, no importándole que su esposa fuera de igual manera candidata suplente a ese mismo puesto de elección popular.”

Afirman las entrevistadas que García Guzmán, perfilando desde ese entonces su renuncia al PRI e ingreso al PAN, se ufanaba de que con Miguel Ángel Yunes Linares tendrían todo. Señalan también que por aquella época llegaba Yunes Linares con maletines llenos de dinero para comprar las elecciones.

Ahora, siempre “carismático”, Ricardo García Guzmán les dice a los y las servidoras públicas del ayuntamiento que se niegan a participar en la campaña de su junior, que son “personas ignorantes, personas que les gusta vivir en el lodo”, repitiendo muchas veces que “… por encima de quien sea, yo voy a ganar (…) porque Ricardo García Guzmán nunca ha perdido”.

Ahora, al decir de las empleadas municipales, García Guzmán repite las viejas prácticas de la guerra sucia electoral: ha ordenado quebrantar la propaganda política del PAN con el propósito de culpar a los simpatizantes del PRI en el municipio y asumir, otra vez, el papel de víctima. Debe recalcarse que las entrevistadas no descartan que el alcalde de Pánuco adopte medidas extremas en lo que resta de las campañas, o incluso durante la jornada electoral, ya que ha decidido hacer de la contienda electoral una “muestra de su poder”.

POR OBVIAS RAZONES Y CONOCIENDO SU TALANTE PREPOTENTE Y VIOLENTO, LAS CUATRO ENTREVISTADAS RESPONSABILIZAN DIRECTAMENTE A RICARDO GARCÍA GUZMÁN POR CUALQUIER AGRESIÓN A SU INTEGRIDAD PERSONAL O LA DE SUS FAMILIAS, temor por el cual presentaron ante el Ministerio Público la denuncia penal correspondiente, radicada con el número de Averiguación Previa No. Pan2/276/10.

Que conste que esta información no es fruto de intervenciones telefónicas y/o espionaje ilegal, es el dicho sostenido y fundamentado de algunas de las víctimas del impresentable alcalde de Pánuco.