Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Gobernador defiende a exjefe de policías de Orizaba; lo deslinda de crimen de hermanos

- Miguel Ángel Yunes incluso dijo que hay que reconocer a Juan Ramón Herebia por su “eficiente” labor

- Familia acusa que el exdirector de Gobernación participó en alteración de escena del crimen y hasta los amenazó

Cinthia Ziga Veracruz, Ver. 11/11/2018

alcalorpolitico.com

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares aseguró que el exdirector de Gobernación de Orizaba, Juan Ramón Herebia, no tiene responsabilidad alguna en el caso de los dos hermanos asesinados por policías municipales, pese a que la familia de las víctimas acusa al exfuncionario de alterar la escena y amenazarlos.

Este domingo, en conferencia de prensa tras la reunión del Grupo de Coordinación Veracruz, el mandatario incluso dijo que se debe reconocer a Herebia y a la Policía Municipal de Orizaba por su “eficiente” labor.

“En el caso del señor Herebia, efectivamente fue destituido por el Presidente Municipal pero hay que señalar algo: a Juan Ramón Herebia, hasta este momento, de acuerdo con los datos de la Fiscalía General del Estado (...) no le resulta ninguna responsabilidad”, dijo.

Yunes afirmó que aunque sí llegó a la escena, el exfuncionario se encontraba en su casa cuando ocurrió el homicidio del profesor Román Pérez González y su hermano, el odontólogo Ernesto Pérez González, quienes murieron a balazos frente a su hogar.

“Él (Herebia) se encontraba en su casa cuando sucedieron los hechos. Le avisaron, se levantó en la madrugada para ir a ver qué había sucedido y se puso un chaleco, como está establecido en los procedimientos de operación. Fue al lugar y estuvo ahí pero nadie lo acusa de haber ordenado que dispararan o de haber disparado”, señaló el Gobernador.

Cabe recordar que tras el homicidio, el director de secundaria Román Pérez Martínez y su esposa María González, jubilada, acusaron que incluso los policías se negaron a solicitar una ambulancia al ver a los hermanos desangrándose y en cambio recibieron amenazas de un oficial al que identificaron como “Herebia”, quien resultó ser el entonces director de Gobernación de Orizaba.

“Un policía estaba parado junto al cuerpo de mi hijo, el profesor,me habló con palabras altisonantes, diciéndome: '¡chingada madre, métase porque a usted le toca también!' y yo le dije: 'oficial, no le estoy faltando al respeto, únicamente pidan una ambulancia porque mi hijo se está desangrando'”, narró la madre en video difundido por redes sociales.

Además, aseguró la mujer, descubrió que Herebia había participado en la alteración de la escena.

“Después volví a abrir la puerta y le dije al señor Herebia: '¡una ambulancia, mi hijo se está desangrando!'y me dijo: 'no

señora, ya ni va a venir, ya están muertos, ahí está el arma'yme dijo: 'tengo un policía herido'”, acusó.

Herebia debe ser reconocido: Yunes

Por su parte, el Gobernador aseguró que pese a lo ocurrido no se debe desestimar la labor que Herebia hizo con la Policía Municipal, más bien, debe reconocerse.

"La corporación policíaca de Orizaba es una de las mejores, si no es que la mejor Policía del Estado; Orizaba tiene muy buenos índices de seguridad (...) un hecho así no nos debe llevar de ninguna manera a descalificar a una corporación.

"Realmente es un caso en el que lamentamos lo sucedido, porque tanto la corporación como Juan Ramón Herebia han sido muy eficientes en Orizaba y hay que reconocerlo", dijo.

Tras el asesinato de los hermanos, diputados de MORENA han advertido que promoverán un juicio político contra el actual alcalde de esa demarcación, Igor Fidel Rojí López, por haber mantenido a Herebia en su cargo, pese al gran número de anomalías y abusos que se han denunciado en su contra.

Lo anterior ya que la Policía Municipal y el exdirector de Gobernación contaban con un expediente negro ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), previo al homicidio de los hermanos.



En los últimos dos gobiernos municipales existen recomendaciones que señalan la participación de los elementos de la corporación y del funcionario municipal en abuso de autoridad, detenciones ilegales, uso excesivo de la fuerza pública, agresiones contra menores de edad con gas lacrimógeno y otros casos más.