Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Hay más gordos que gordas… y panzones

Gordura en Veracruz por ingesta de chatarras es problema de salud pública: Margarita Guillaumín

- De 1 millón 23 mil 400 niños, el 25% padece sobrepeso y obesidad por mala alimentación

- Los hombres, con mayor porcentaje de obesidad que las mujeres y el 75% de ellos, acumulada en el abdomen

?ngeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 21/05/2010

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
De acuerdo con las cifras vertidas en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, tan sólo en el estado de Veracruz el 25 por ciento de los niños en edad escolar padece sobrepeso y obesidad, como consecuencia de una mala alimentación y esto les acarrea diversos padecimientos.

Para el estudio, aplicando los factores de expansión, la muestra de niños estudiados en Veracruz la conforman 1 millón 23 mil 400 escolares representativos del estado. Tanto en niños como en niñas la prevalencia de sobrepeso es mayor que la prevalencia de obesidad.

La distribución de acuerdo al tipo de localidad de residencia muestra que el 12.6% de los escolares de localidades rurales de Veracruz tienen baja talla en comparación con los escolares de las localidades urbanas (9.8%). En contraste, la prevalencia sumada de sobrepeso y obesidad es casi 6 puntos porcentuales mayor en los escolares de las localidades urbanas (27.9%) que en los que habitan en localidades rurales (22%). Con respecto a la prevalencia de obesidad, en el ámbito estatal, los hombres mantienen porcentajes mayores que las mujeres.

Seis de cada 10 adultos mayores de 20 años en Veracruz presentan exceso de peso (IMC≥25), y 75% de este grupo de población tiene obesidad abdominal. La prevalencia de sobrepeso más obesidad en Veracruz fue de 67 por ciento en los adultos mayores de 20 años de edad (66.6 por ciento para mujeres y 67.6% para hombres).

Al respecto, la diputada Margarita Guillaumín Romero, de la Comisión de Salud y Asistencia, indicó que problemas como el sobrepeso y la ingesta de comida chatarra, tienen que atenderse como problemas de salud pública.

Guillaumín expusó, “yo creo que se puede legislar en el terreno educativo que a nivel básico y medio no se venda comida chatarra, no se vendan refresco, volvamos a las aguas frescas o volvamos al agua simple; dejemos de consumir todas estas marcas tan famosas y monopolios de la comida chatarra”.

Por ello externó su preocupación ya que es en nivel básico y nivel medio donde este problema se agudiza, “volvamos a cosas más sanas; sobre todo hay que incidir en el ámbito educativo y en el ámbito de hábitos alimenticios de la familia mexicana que como somos la cultura del maíz a veces abusamos de harinas”.

Señaló que otro asunto que hay que tomar en cuenta es el problema de la vida sedentaria que afecta a todos, “hay que meterle más ganas a las actividades físicas, al juego donde te mueves y no solamente tu cuerpo, también tus neuronas; resulta que los niños pasan demasiado tiempo en juegos de video”. Agregó que el problema urge una estrategia o una política pública donde vayan de la mano salud y educación.