Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Gradualmente las mujeres le van perdiendo el miedo a denunciar la violencia: Especialista

- Diariamente, de una a tres acuden a quejarse sobre los abusos que sufren

- El abuso psicológico es el más recurrente y el que más les afecta, detalla

Araceli Cruz Morales Coatzacoalcos, Ver. 07/03/2012

alcalorpolitico.com

La violencia contra las mujeres hoy en día sigue latente, muestra de ello es que diariamente de una a 3 mujeres denuncian el abuso psicológico, laboral, sexual, familiar, patrimonial y físico que sufren de parte del sexo opuesto, reveló la agente de la Agencia Especializada en Delitos Sexuales y contra la Familia, Nelly Monola Rivera, quien dijo que afortunadamente la mujer ha perdido el miedo para denunciar.

A un día de celebrarse el Día Internacional de la Mujer -a decir de Monola Rivera- las agresiones contra las féminas siguen presentes, no obstante tienen más valor para denunciar a sus agresores.

“Debo decirle que sí hay más mujeres que acuden, vienen a denunciar, cuando menos si está la apertura un poco más de mujeres, ya no tienen el temor de acudir, de venir, eso es muy bueno, tal vez por eso se verá que se ha incrementado, le puedo decir a grandes rasgos que serán de 2 a 3 denuncias al día que se están recibiendo”.

Dijo que cuando una fémina acude a la agencia para recibir orientación por cualquiera de los abusos mencionados, les recomiendan denunciar para evitar que la situación empeore.

“No esperes a que esto suba de tono, cuando esto está entrando a tu hogar, y hay insultos verbales y sientes que no es adecuado en cuanto a agresiones, acude a las autoridades para que te puedan orientar, creo que eso está funcionando un poquito más en la cultura de la denuncias”, afirmó.

De los abusos físico, sexual, patrimonial, laboral y psicológico este último es el que más sufren las mujeres, y es el peor, pues el hombre suele humillarla constantemente dañando su autoestima, lo que provoca que no pueda educar de manera completa a sus hijos.

Por ello, desde el momento en que la mujer presenta su denuncia, se le brinda a ella como a sus hijos un lugar seguro como refugio, la ayuda psicológica, y la protección legal mediante la restricción que establece el artículo 132 del Código Penal para que el agresor no se acerque y mantenga su distancia.

“Estamos avanzado en esa materia en mucho de protegerle sus derechos y de caminar con ellas”, concluyó.