Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac
Tras reforma al C?digo Penal

Hasta 2 años de cárcel a servidores públicos por discriminación

- El objetivo es sancionar las conductas de discriminación en instituciones públicas: Dalia Pérez - Es una reforma al vapor que puede ocasionar conflictos a los prestadores de servicio, advierte Vaca Betancourt

Sandra Garc?a Zavaleta Xalapa, Ver. 02/07/2008

alcalorpolitico.com

En Veracruz, la discriminación por raza, sexo, situación económica, edad o credo religioso se castiga con cárcel y, este miércoles, el Congreso del Estado aumentó la pena mínima en prisión: pasó de seis meses a uno o dos años tras las rejas para las personas que nieguen el acceso a espacios y servicios públicos.

Se trata de una reforma a varios párrafos del artículo 196 del Código Penal, y que propuso la diputada Dalia Pérez Castañeda. Las modificaciones eliminaron la palabra “injustificadamente” para aplicar la sanción, pues el texto contemplaba que podía existir causa justificada para la discriminación.

Aunque se aprobó, hubo diputados como el convergente Sergio Vaca Betancourt que votaron en contra. Si bien reconoció que se trata de una reforma que garantiza la igualdad, advirtió errores que pudieran llevar a la cárcel a cualquier persona que “justificadamente” se niegue a proporcionar un servicio público y se puso como ejemplo.

“Mi despacho está abierto al público, si usted va y me dice mi esposo está acusado de violación de una niña de tres años o mi hermano vende drogas, como mi despacho está abierto al público, y cualquiera puede solicitar mis servicios, yo le digo, fíjese que yo no defiendo esa clase de delincuentes. Usted me denuncia y yo me voy a la cárcel un año”, explicó el legislador de Convergencia.

A partir de la reforma al artículo 196 del código penal se definió que “se impondrán de uno a dos años y hasta cien días de trabajo a favor de la comunidad a quien, por razón de edad, sexo, embarazo, estado civil, origen étnico o nacional, lengua, religión, ideología, opinión, preferencia sexual, color de piel, condición social o económica, trabajo, profesión, características físicas, discapacidad, condición de salud o cualquier otra que atente contra la dignidad humana”.