Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevenir salva vidas
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Iglesia Católica no debe entrometerse en la iniciativa de Ley de Convivencia: Activista

Mundo moderno no se puede regir por lo que dice la Biblia; este es el campo del gobierno laico: A.C. Hacia un Sentido de la Vida

Claudia Montero Xalapa, Ver. 26/03/2014

alcalorpolitico.com

Los católicos son más papistas que el Papa y se cierran a la Ley de Convivencia porque la Biblia lo dice y este es el único documento válido para ellos, sin embargo, en la actualidad el mundo es moderno y no se pueden regir por estas lecturas, expresó Rosa Feijoo, integrante de la Asociación Civil, Hacia un Sentido de la Vida.

La activista madre de un joven homosexual y quien lucha por el respeto a los derechos humanos de las personas con diversidad sexual, criticó la intromisión de la iglesia católica con respecto a la iniciativa de Ley de Convivencia.

"Está bien si quieren opinar pero que no se metan en leyes como esta porque este es el campo del gobierno laico. Hay libertad de expresión y pueden opinar de diversos maneras pero es importante que los diputados y diputadas no pierdan de vista que vivimos en un estado laico".



En este sentido, relató que durante un encuentro internacional en contra de la homofobia, convocado por la UNESCO en el 2012, se informó que uno de los elementos más perjudiciales para combatir la homofobia son las iglesias.

Y es que por el conservadurismo y la idea de interponer en el contexto actual la Biblia, afecta de manera directa en el tema de la diversidad sexual.

"La religión está causando mucho daño, yo trato de explicar en mis pláticas de donde viene la homofobia y viene precisamente de esa tradición judío-cristiana que existe en la gran mayoría de los países del mundo".



Explicó que tanto judíos, musulmanes o cristianos se apegan a la Biblia, escrituras donde se condena la homosexualidad por una posible mala interpretación.

La realidad, dijo, es que la religiones se cierran a estos temas y finalmente los mexicanos deben recordar que se vive en un país donde hubo guerras para lograr la independencia entre el estado y la iglesia.

"Las leyes deben estar desde la perspectiva de la laicidad. El propio Francisco ya dijo ¿quién soy yo para juzgar a los homosexuales?, entonces ya hay un cambio en la iglesia aunque todavía hay curas y obispos que no lo quieren entender".



Al existir mayor apertura desde la cúpula del Vaticano, se debe tomar en cuenta la prudencia pues hay que recordar que hace unas semanas la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamó a cuentas al Vaticano para que explicara el tema de la pederastia, expresó la entrevistada.

"Y la ONU le recomendó al Vaticano moderar sus posturas respecto a estos temas del aborto, uniones homosexuales y métodos anticonceptivos, entonces nuestra postura es que vivimos en un estado laico y por encima de creencias religiosas están los derechos humanos".