Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

INAH confirma que es leve el impacto a la zona de Zongolica por construcción de hidroeléctrica

Son mínimos los vestigios que se hallaron y también la empresa está trabajando correctamente: Fernando Miranda

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Zongolica, Ver. 15/08/2011

alcalorpolitico.com

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), concretó que son leves los impactos de la hidroeléctrica que se edifica en esta zona serrana, esto tras el recorrido de cuatro días que se hizo la semana pasada por personal de esa dependencia. Pero la que sí tiene problemas porque afecta a monumentos históricos, es la del municipio de “El Naranjal”.

En este sentido Fernando Miranda Flores, investigador del instituto, comentó que después del recorrido que se hizo en el municipio de Mixtla de Altamirano en la sierra de Zongolica, no encuentran un problema a daño de monumentos históricos, “lo que tiene que ver con las obras desde el punto de vista cultural tienen un impacto menor. Son mínimos los vestigios que se hallaron y también la empresa está trabajando correctamente y cumple con las normas y respeto a la gente”.

Pero ésta en algún momento sí llegó a incurrir en anomalías como lo fue el no haber solicitado un dictamen de no afectaciones, pero destacó que fue por ignorancia “encontramos unos cuantos fragmentos de barro en lugares en donde no hay estructuras. Esta obra la hacen en un terreno con una pendiente muy fuerte y en ese terreno no hay condiciones para asentamientos humanos pre hispánicos. Esas evidencias nos dejan ver que esas brechas eran utilizadas como caminos y de repente se les caía un cajete, eso no implica mayor problema”.

Contrario a esta hidroeléctrica, la de El Naranjal sí afectará al patrimonio histórico, aseguró Miranda, pues por donde prevén que pase hay sitios históricos como el puente “Micos” en el municipio de Ixtaczoquitlán y la ex hacienda de Zapoapita en este mismo lugar.

“No sabemos cuántos sitios van afectar. Como ciudadano me queda la preocupación de lo que significa conducir agua contaminada del Río Blanco, en un canal a cielo abierto de 14 metros de ancho que pasa por las zonas de recarga de los mantos acuíferos de Amatlán de las Reyes y Yanga. Es un riesgo innecesario que puede traer consecuencias graves”.

Desde hace algún tiempo han pedido a los encargados de la obra que les expliquen sobre este proyecto, pero Agroetanol que es la firma que edificará la hidroeléctrica no ha dado la cara.