Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Incertidumbre para familias de Poza Rica por crecimiento de zona de vestigios

- 300 familias que recibieron legalmente predios, temen que se suspendan gestiones para servicios públicos

- La zona arqueológica avanza sobre las colonias Arroyo del Maíz y Astral

Lidia Lpez Poza Rica, Ver. 31/07/2018

alcalorpolitico.com

A ocho años que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) iniciara trabajos de rescate por vestigios prehispánicos en Poza Rica, sin dar resultados de las investigaciones y tener en su poder objetos y osamentas; así como el abandono del parque arqueológico “Noqhlá”, de forma unilateral decidió que familias no conformen nuevas colonias en el perímetro denominado “Kilómetro 8.5”, pero sí protege asentamientos de constructoras.

Desde el 2010 inició el primer descubrimiento de vestigios prehispánicos en la colonia Ampliación Parcela 14; especialistas encontraron aproximadamente mil 300 objetos y una osamenta que es presuntamente de una mujer, con más de mil 200 años antigüedad. Con iniciativa de los vecinos, se solicitó la creación de un museo comunitario, pero desde entonces nunca se ha tenido respuesta, dijo Narciso Ramírez Juárez, impulsor de esta idea.

Posteriormente, se amplió la investigación en la colonia Halliburton con los trabajos del proyecto de “Rescate Prehispánico Kilómetro 8.5”, donde se cuenta con el proyecto “Noqhlá”, que quedó en el olvido desde la pasada administración municipal, ante la falta de acuerdos entre el INAH, dirigido por Patricia Castillo y el ayuntamiento de Poza Rica, encabezado entonces por Sergio Lorenzo Quiroz Cruz, ya que se contaba con la intervención de dos arqueólogos que se dedicaban a estas actividades con salario que se cubría con el erario municipal, pero finalmente y sin dar explicaciones, quedó en el abandono el patrimonio prehispánico de Poza Rica y el Instituto se llevaría lo recolectado por los profesionistas.



Los descubrimientos se han extendido hasta la colonia Arroyo del Maíz y ahora en la Astral, donde la profesora Blanca Lilia Cruz Carrillo, presidenta de este asentamiento, dijo que tras la notificación recibida por la encargada del INAH, Patricia Castillo, están desconcertadas 300 familias porque los predios fueron legalmente otorgados por Patrimonio del Estado desde hace seis años y ahora quedarán suspendidas las gestiones por servicios públicos.

No hay energía eléctrica, hay agua potable ni pavimentación de banquetas y calles, desde el año pasado se realizaban las gestiones para solicitar a las autoridades municipales que se introdujeran los servicios públicos, ya que tienen la garantía de la certeza legal de sus predios.

“Queremos una solución porque no podemos estar sin luz, son 314 lotes y varios ya dejaron de construir porque temen la determinación del INAH y hemos pedido el apoyo del alcalde de Poza Rica para que nos apoye a destrabar esto y gracias a Dios nos han escuchado y esperamos que haya un resultado favorable porque de lo contrario necesitamos que nos reubiquen”.



Esta determinación del INAH sobre la colonia Astral provocó que perdieran recursos importantes que se gestionaron ante la SEDATU, un beneficio de construcción de vivienda para 50 familias; el recurso quedó perdido ante la declaración de que los 300 lotes que comprende este asentamiento se encuentran sobre una reserva federal.

Cabe mencionar que en agosto del 2017, personal del INAH acudió a la construcción de un fraccionamiento denominado Arboledas, de la empresa Bracsa, ubicado en el perímetro donde se presume el proyecto de salvamento Kilómetro 8.5 y en esa obra privada no hubo determinaciones drásticas como ocurrieron en las colonias donde realizaron investigaciones; incluso las labores de construcción se realizaron sin ningún impedimento.