Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

“Justicia tarda pero llega”, AMLO sobre investigación contra Duarte y Yunes Linares

- Presidente reiteró confianza a Alejandro Gertz Manero, titular de la FGR

- Puede ser que se tarde la integración de expedientes pero no hay impunidad

- Tampoco se fabrican delitos, eso es inmoral y en este Gobierno no se hace

Jos Topete Xalapa, Ver. 17/01/2022

alcalorpolitico.com

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que “la justicia tarda pero llega” con relación a las investigaciones por presunta corrupción de los exgobernadores de Veracruz, Javier Duarte y Miguel Ángel Yunes Linares.

“En los 2 casos tiene que ver la Fiscalía y yo lo que puedo decir, repetir, mejor dicho, que le tengo confianza al fiscal (Alejandro Gertz Manero) y que puede ser que se tarden los procesos en la Fiscalía porque se integren bien los expedientes pero no hay impunidad. De eso estoy convencido”, afirmó en la conferencia matutina de este lunes.

El Mandatario dijo que su gobierno esperará y pedirá información sobre estos casos y otros a la Fiscalía General de la República pero teniendo confianza: “ahora sí que la justicia tarda pero llega”.



López Obrador recordó que la FGR retomó la investigación del operativo “Rápido y Furioso”, con el que se introdujeron ilegalmente armas de Estados Unidos a México.

“Hay que esperarse, no pensar que va a haber impunidad. En este gobierno no hay impunidad y yo tengo la satisfacción de poder decir que le tengo confianza al Fiscal y que no va él a proteger a nadie, no va a haber impunidad como también, eso es lo otro, no fabricar delitos en contra de un adversario, en contra de un opositor porque eso es inmoral. Eso nunca lo vamos a hacer y creo que también en la Fiscalía no se actúa así, no se fabrican delitos”.

López Obrador fue cuestionado sobre la determinación de la FGR de cerrar la investigación en contra del exgobernador, Javier Duarte de Ochoa, por posibles hechos de corrupción en el proceso por el que fue sentenciado a nueve años de prisión.



Lo anterior después del acuerdo con el cual el exmandatario logró que la entonces Procuraduría General de la República (PGR), en el gobierno de Enrique Peña Nieto, le retirara los cargos de delincuencia organizada y se le impusiera una pena reducida.