Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

La industria de la construcción está pasando por una dura crisis: Jorge Bernardo González

Argumenta que no sólo les afectó la crisis económica global, a esto se le sumó el virus de la influenza y la falta de obra pública

Miryam Rodr?guez Hern?ndez C?rdoba, Ver. 03/06/2010

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
A la industria de la construcción no sólo le pegó la crisis económica global, sino que también el problema de la influenza, lo cual se resumió en que el comportamiento en general de todo el año pasado fue difícil, reconoció Jorge Bernardo González Lozano, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

Recordó que el sector de la construcción es un indicador básico para la economía de cualquier país o región, y en el caso de Veracruz no ha sido una excepción, pero el gobierno previó algunos problemas que se vislumbraban que ocurrieran y dañara a ese sector, y aunque se detuvo un poco el impacto sí les “pegó la crisis, la industria se colapsó un 4 por ciento en relación al año pasado”.

Dijo que se reunieron con el gobernador del estado para determinar las estrategias que se iban a proponer, quedó establecido el programa, pero las obras no arrancaban por falta de una validación de los programas federales “estas validaciones van acompañadas de las partidas correspondientes que apalancan las obras y hemos visto que hay dificultad, aunque el gobierno del estado ha estado impulsando para que no se caiga el sector”.

Pero aclaró que a diferencia de lo que se piensa, el aumento al costo de los insumos no es la parte medular de una afectación para este sector, aunque el incremento se traslada al consumidor. Aquí el problema radica en la falta de respuesta en programas que van vinculados con la Federación.

Entre estos destacó los sociales como son. El carretero, en materia de agua y saneamiento, lo concerniente a salud, entre otros.

Incluso dijo que algunos de los agremiados tuvieron que buscar el trabajo en otros sitios, es decir fueron hacer obra a otros estados, pero ciertas entidades federativas cerraron las puertas a los constructores foráneos “esto agrava más la situación de los constructores veracruzanos”.