Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Desde Zimpizahua

La verdadera riqueza…

Joaqu?n Alc?ntara Hern?ndez Coatepec, Ver. 28/05/2013

alcalorpolitico.com

Antes de entrar en el tema de hoy, no puedo omitir mi total e irreversible decepción sobre el gobierno municipal de Coatepec encabezado por el PAN por haber estado realizando, desde la sombra del poder, negocios turbios que ahora son de dominio público. Y todo se sabe ahora gracias a una grabación que circula por Internet. Qué pena por Dios.    
 
Bien, vayamos a cosas triviales pero agradables, porque la vida está hecha de cosas sencillas, claro, pero no sin antes analizar que esto que le voy a platicar es consecuencia de gente desempleada que busca qué robar para subsistir. Resulta que allá en el rancho la bomba sumergible del agua que surte al ganado, se la han querido robar y ya no trabaja bien; el caso es que habló Julián, el ranchero, para avisar la urgencia de llevarles agua a los animales en tanto se ve si la bomba tiene reparación. El problema se complicó porque era fin de semana y son mecánicos especializados los que se necesitan. Pero tratándose de animales todos los días comen, todos los días toman agua, en fin, en este trabajo no hay domingos o días festivos.
 
Por fortuna tenemos una entrañable amistad con los hermanos Fuentes, de Cetlalpa, nuestros vecinos de lujo, familia que vale oro molido por su gran calidad humana. Con los Fuentes tenemos una amistad que heredamos del Mayor Alcántara con don Antonio Fuentes, papá de Elías y Jorge. Estos prósperos e incansables hermanos echaron andar una ejemplar fuente de trabajo con alta tecnología e higiene produciendo exquisito yogurt, ricos quesos y cremas de primerísma calidad. Hoy surten varios puntos de venta por todas partes; en fin, su rancho de puertas abiertas luce esplendoroso con doña Leobi cuidando sus jardines a sus casi 80 años de edad… un tulipán tupido, de un rojo encendido, muy raro, como solferino, parece decirnos: ‘pasen, llegan a su casa’. Y mire usted, entre Elías y Jorge, rancheros de pura cepa, manos callosas curtidas por el trabajo rudo, las perolas y el tractor, ni a cuál irle de atentos, finos, cordiales. En verdad, gente de bien trabajadora y ejemplar, conciencia tranquila, viven en paz. Esta pluma se siente orgullosa de su amistad. ¡Enhorabuena!
 
Pues ahí tiene usted que a Joaquín, mi hijo, le tocó viajar al sur por cuestiones de su trabajo; total, echamos unos tambos a la camioneta y nos fuimos a acarrear el agua. La verdad es que nunca había ido hasta el otro lado del rancho de Los Fuentes donde está el ariete que del riachuelo empuja el agua. Vaya invento que data de 500 años antes de Cristo. Lógico, entonces no había energía eléctrica y había que quebrarse el coco para resolver los problemas donde el agua no llega ‘voluntaria’, así dicen en el campo donde el léxico es sencillo, pero atinado; no hablan de gravedad. A los árboles les llaman palos y al semental ‘el jefe’… ¡hágame favor! Precioso ejemplar que se acerca majestuoso, imponente, presumido de su harem de vacas que le hacen los honores haciéndose un lado para que tome agua.
 
Carlos acarrea pastura en su caballo blanco, viejo campirano ya curtido por el sol. Mentira que el astro rey provoca cáncer, esa publicidad obedece a intereses mercenarios creados por la mercadotecnia. Lo cierto es que miles de campesinos trabajan de sol a sol y si mueren antes de tiempo, es por causa del aguardiente o el cigarrillo, más no por ‘cáncer de piel’… ni conocen esa enfermedad toda vez que en el medio campirano ni se habla de cáncer; éste es producto de otro origen, no del sol. El sol es uno de los 4 elementos vitales, junto con el agua, el aire y la tierra dan vida. El sol, pues, es vida señores, en fin…
 
Prosigamos con el tema, risas a todo momento, el buen humor reina entre el incesante trinar de pajarillos y el fuerte mugido del ‘jefe’ como reclamando su lugar. Andrés, el otro ranchero expresa su ‘envidia’… “quien como él que tiene pa’ escoger”… lo interesante de esta historia es que, esta gente, es verdaderamente rica. Comparten su itacate, los tacos se intercambian y Albertina, la esposa de Julián, muy atenta y comedida nos sirve un jarro de café, su rostro refleja gusto, las tortillas calientitas del comal y el humo de la leña da un aroma con las brasas y oiga usted, que ricura comer frijoles con su rama de epazote y blanquillos de rancho. Esa es otra palabra que utilizan en lugar de huevos. Qué vida envidiable y tranquila de esos hermanos mexicanos nuestros cuyo ‘viaje’ por este mundo se la pasan disfrutando el pintoresco paisaje de la madre naturaleza.
 
Lo único que sí pone en qué pensar es que los manantiales se están secando y los ríos ahora son riachuelos. Los árboles que diariamente se siguen talando en nuestro Cofre de Perote no saben si su muerte obedece a la tala ‘legal’ o ‘ilegal’, el efecto nocivo, irreversible y destructor es el mismo. Ojala en el Pacto por México se incluyan medidas emergentes reales y efectivas para rescatar vida. Tenemos fe que así será toda vez que Peña Nieto está poniendo mucha energía en que las cosas se hagan bien. Transformar para bien a México es su deseo y el de todos nosotros. De tal suerte que nuestros bosques, señores políticos, ¡son vida!; Vida que ustedes nos están quitando con sus medidas oficiales torpes, miopes y necias que solo buscan dinero. Apoyemos todos, gobernantes y gobernados las buenas intenciones del actual presidente, porque la verdadera riqueza señores que gobiernan, consiste en rescatar, preservar y mantener las fuentes y manantiales generadoras de vida. ¡Viva México señores! Ajuuuaaaaaa.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Clases a distancia
  • Ipax
  • Salon de usos multiples