Ir a Menú

Ir a Contenido

Verificacin 2022
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Lamenta “Chelís”, entrenador de Los Tiburones Rojos, la muerte del jugador Álan Quevedo

- Se refirió al joven de 16 años que portereaba en la filial Sub 17 del equipo

- “Qué tristeza, no fue por enfermedad ni accidente; está cañón que nadie haga nada”: José Luis Solá

De la Redacci?n Veracruz Ver. 17/03/2014

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El timonel del equipo Tiburones Rojos de Veracruz, dio declaraciones respecto a que este domingo fue un día difícil, pues reportó a través de su cuenta de Twitter el robo de la casa de su hija y sobre los lamentables acontecimientos donde perdiera la vida el portero juvenil, Álan Quevedo.

Después de la práctica de los escualos la mañana de este lunes, “Chelís” José Luis Sanchez Solá, comentó sobre el robo a su familia, “era una cosa familiar, me enojé”, pero reiteró que este hecho fue en la ciudad de Puebla, donde el hecho no pasó a mayores.

En lo que respecta al deceso del cancerbero perteneciente a la sub 17 de los tiburones, Álan Quevedo, que ha trascendido por las mismas autoridades fue durante en un enfrentamiento entre fuerzas del orden y la delincuencia señaló, “al final de cuentas es una muerte, como que no haces mucho caso de por qué fue, pero si vas a agarrar y ves por qué fue, dices ‘qué tristeza, no fue enfermedad, no fue accidente, está cañón, está cañón y no veo que nadie haga nada”.



Asimismo, señaló que esto no es exclusivo de la ciudad de Veracruz , sino que esta ola delincuencial está pasando en todo el país, “ayer veía, 120 mil millones de pesos se consumen en corrupción en este país, qué harías, cómo podrías educar o repartir, qué fuentes de trabajo podrías dar, qué maravillas podrías hacer, si fueran bien empleados esos 120 mil millones de pesos, no pasaría lo que pasó; a lo mejor a mi hija sí le roban por el lugar geográfico en el que vive, pero sí está cañón eso”.

El estratega aseguró que esta crisis de inseguridad es mucho más difícil de combatir y lo comparó con la lucha del descenso, señalando que la inseguridad es más difícil que la lucha por el descenso que atraviesan Los Tiburones.