Ir a Menú

Ir a Contenido

La Cima

Seccin: V?a Correo Electr?nico

ESPACIO CIUDADANO

Las incongruencias gubernamentales

Jorge E. Lara de la Fraga 27/03/2013

alcalorpolitico.com

“La instalación de represas en el río La Antigua provocaría
el desplazamiento humano de un millón y medio de lugareños…”

Desde la segunda quincena del presente mes de marzo y durante el próximo abril se anunciarán y propagarán mediáticamente campañas a favor de la preservación del medio ambiente, varios políticos se “rasgarán las vestiduras” en pro de la naturaleza. Algunos funcionarios organizarán mesas redondas y simposios para ventilar tópicos alusivos al sobrecalentamiento global de nuestro planeta, al deterioro de los ecosistemas, a la necesidad de hacer un buen uso del agua, a la reforestación de nuestros bosques, a cuidar los árboles y evitar la contaminación de ríos, lagos, esteros y mares. Varios gobernadores enfatizarán sobre las riquezas y bellezas naturales del entorno geográfico bajo su responsabilidad y a cual más invitará a los conciudadanos a que las disfruten e indicará que el turismo, o sea la denominada “industria sin chimeneas”, representa un rico bastión de las provincias de nuestro país.

Pero todo lo anterior se contradice en los hechos cuando se escuchan recientes declaraciones del más alto nivel jerárquico, inclusive del titular del Ejecutivo estatal veracruzano, en el sentido de que se edificarán a corto plazo presas y hasta una hidroeléctrica en el río de Los Pescados, que es un afluente importante del caudal que desemboca en La Antigua, Veracruz, con los objetivos de canalizar parte del fluido básico a la ciudad capital y generar electricidad, sin considerar para nada los perjuicios ecológicos de la región donde pasa dicha corriente fluvial ni la problemática socioeconómica que sobrevendría para esos habitantes de los pueblos ribereños, mismos que han sido ignorados en esos proyectos “modernizadores y necesarios” de algunas rapaces empresas constructoras.

Al respecto, hace poco el director general del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, Víctor Bourguet Ortiz, al preguntársele sobre ese asunto fue claro y preciso: “El proyecto de la presa en el río Los Pescados debe suspenderse si la ciudadanía no está de acuerdo en su construcción; esto pese a la restauración de ecosistemas que el gobierno estaría obligado accionar por los daños que ésta representa…”

El mismo titular del IMTA agregó que el tema de las presas tiene sus ventajas y desventajas, pues posibilitan la generación de energía y de suministros de agua potable, pero propician daños irreversibles al medio ambiente. Ante lo cual, se juzgan imprescindibles estudios previos de impacto ambiental. Indicó a manera de colofón: “Nosotros hacemos análisis de efectos ecológicos y, en todo caso, realizamos una restauración del medio ambiente para compensar en parte los daños que se le causa. Además una de las prioridades que tenemos es que la sociedad esté de acuerdo con la obra; si no está en concordancia, se deben buscar soluciones o no hacerla…”

Saludable es en todos sentidos que se realice una amplia consulta entre la ciudadanía, especialmente que se escuche el sentir de la gente sencilla y laboriosa que vive a lo largo de esa cuenca hidrológica, de esos paisanos que pescan artesanalmente o aprovechan de forma tradicional esas aguas para regar sus cultivos, de esos pobladores que han utilizado esos ámbitos mágicos para atraer a turistas nacionales e internacionales, a efecto de recrearse con deportes al aire libre y con actividades de cierto riesgo, como son el descenso de ríos, el rappel, el campo traviesa, el escalamiento de pendientes y los desplazamientos en tirolesas. Sin dejar de lado, por supuesto, la visión fundamentada de especialistas, de científicos reconocidos y de estudiosos en el campo de la ecología.

Algo es muy cierto. Si prosiguen los afanes unilaterales, depredadores y destructivos contra los ríos La Antigua y Actopan, tanto de las autoridades federales como estatales, habrá que proceder en consecuencia. No se vale cruzarnos de brazos y heredar un futuro inhóspito para nuestros descendientes. Si Xalapa confronta problemas de abasto de agua, habrá que hallar las soluciones viables, responsables y sustentables; mal se procedería si se hicieran sólo obras onerosas e ilógicas, con efectos demoledores para una región productiva de la campiña veracruzana.

JELF/halt

Atentamente

Profesor Jorge E. Lara de la Fraga
  • Salon de usos multiples
  • La Parroquia Xalapa
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado