Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Las Madres Veracruzanas I: origen

Jorge Salazar Garca 10/02/2020

alcalorpolitico.com

“Somos más de las que todos piensan y menos de las que quisiéramos”[1].


Generalmente, en la Historia escrita, la participación de la mujer ha sido relegada a segundo término o de plano ignorada. Podría decirse, por esa razón, que la mitad de la humanidad fue expulsada del espacio que le corresponde en el desarrollo de la civilización humana. Eso, justamente en este siglo XXI pareciera estar cambiando. Hoy, la mujer, legítimamente, exige el lugar que le pertenece desde el origen de nuestra especie. Una manera de enmendar, en parte, aquella injusticia es rescatando su participación en las causas sociales. Uno de esos casos es el de aquel grupo de mujeres, quienes, haciendo causa común, se opusieron a la construcción de LA PLANTA NUCLEAR DE LAGUNA VERDE (PNLV). Me refiero específicamente al colectivo conocido con el nombre de MADRES VERACRUZANAS, las cuales, dedicando tiempo y dinero, arriesgando familia y seguridad personal, lucharon durante 28 años contra lo que sigue siendo una AMENAZA para la vida de millones de veracruzanos.



En Veracruz, desde que la población se enteró del proyecto de construcción de la PNLV[2] [1] en los 60, surgió la inconformidad. A partir de entonces, un buen número de ciudadanos inician, coordinados con habitantes de algunas localidades cercanas a la planta, acciones para demandar su cancelación, sin éxito: dos unidades (reactores) comenzaron a operar en la década de los 90. Esta situación desalentó a muchos y la protesta disminuyó. Sin embargo, se mantuvieron acciones como el plantón de las Madres Veracruzanas y la caminata del Ecologista Universal, entre otras. Esta última, por cierto, cumplirá 31 años de realizarse desde la ciudad de Xalapa hasta las instalaciones de Laguna Verde.

Un factor que sacudió la conciencia antinuclear fue el ACCIDENTE de Chernóbil, ocurrido en 1986. Con este desastre, el primero en alcanzar el máximo nivel (7) de acuerdo a la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES)- lo antes considerado meras especulaciones; tales como las fugas radiactivas, fusión del núcleo, fallas humanas y la imposibilidad de mantener a buen resguardo el combustible usado, se convirtieron en certezas. Fue después de esta catástrofe que en 1987, 4 mujeres xalapeñas convocan a otras 26 y conforman la Asociación Civil “Grupo Antinuclear de Madres Veracruzanas”. De ese modo, nace un colectivo multidisciplinario, integrado por psicólogas, profesoras, doctoras, sociólogas, comerciantes y amas de casa. Esperando no omitir a nadie, cito a Claudia Gutiérrez de Vivanco, Rebecka Dier, Mercedes Lozano, Consuelo Agudo, Leticia Tarrago, Patricia Deschamps, Leticia Toral, Luz María y María Dolores Contreras, Alicia Cuspinera, Leticia Toral, Patricia y Livia Andrade, Susana Barcelata, Cecilia Sosa, María García, Mercedes Solé, Carolina Chacón, Myrna Benítez, Margarita Juárez, Olga Fernández, Lili Bretón, Consuelo Landa, Nadia Medina, Irma Salas, Margarita Whelen, Sara González Bricaire, Patricia Ortega y Adela Chacón. Todas ellas, con pasión, se entregaron para defender la vida pacíficamente realizando marchas, plantones, pláticas en escuelas, congresos internacionales, reuniones con autoridades y 4 presidentes (Salinas, Zedillo, Fox y Calderón). Con esfuerzo y constancia, estas heroínas lograron atraer la simpatía de una buena parte de quienes habían sido convencidos de que producir electricidad por medio de la fisión del átomo era SEGURO, barato y limpio.



Uno de sus más importantes acuerdos fue declarar la Plaza Lerdo sede permanente de su lucha antinuclear, en 1998. Ahí se les vio cada sábado de 10 a 12 horas, hasta el 2015, siempre dignas e incólumes. Desde esa trinchera, inundada por las lluvias, azotada por los fríos y nortes o abrasada por el sol, fueron ganándose el cariño de los xalapeños y el respeto de los funcionarios públicos de todos los niveles.

¿Dónde están ahora? ¿Qué ha pasado con el grupo? ¿Qué lograron? ¿Por qué no se manifestaron después del accidente de Fukushima, Japón (2011)? ¿Cuál es su postura ante la posibilidad de construirse otras 4 plantas nucleares en México? ¿Qué funcionario o Presidente les brindó mejor atención? La respuesta a estas preguntas las conocerá en los próximos artículos.

Si usted deseara contribuir con datos, información o preguntas sobre la noble lucha de estas mujeres, mucho le agradecería las enviara al correo [email protected]



P.D. Mandamos un saludo agradecido a todas ellas por esa lucha que correspondía hacer a todos. Y un abrazo especial para Carolina Chacón Vega, (QEPD) cuyo espíritu partió hacia el cosmos el pasado mes.

[1] Gutiérrez de Vivanco, Claudia. ¿Cómo surge el grupo de Madres Veracruzanas? Articulo publicado en Páginas Verdes
[2] El proyecto fue autorizado por el represor Gustavo Díaz Ordaz (1962-1968). Consta de dos reactores que comenzaron a operar en 1990 y 1995 respectivamente. Juntos generan 1640 MW. La primera termina su vida útil este año y la otra en 2024, por lo que a este gobierno corresponde decidir desmantelarlas, renovarlas o construir otras.