Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Las medidas anticrisis del gobierno federal, correctas, pero con retraso: Muñoz Ruiz

Necesario recuperar la confianza de bancos, el mercado y consumidores que no quieren prestar ni comprar porque han entrado en pánico

Xalapa, Ver. 08/10/2008

alcalorpolitico.com

El dirigente estatal del Partido Nueva Alianza, Francisco Javier Muñoz Ruiz, consideró positivo el mensaje del presidente Felipe Calderón Hinojosa en el que anunció un plan de cinco puntos para hacer frente a la incertidumbre y la volatilidad de los mercados financieros mundiales que ya impactan fuertemente a nuestro país, aunque lamentó que una vez más el gobierno federal sea reactivo a una situación que se anunciaba desde hace meses que ocurriría.

Comentó que si bien las medidas van en el sentido correcto para paliar en algo la grave crisis que afecta a México, sobre todo en la devaluación del peso frente al dólar, la disminución de las exportaciones y una sensible baja en las remesas, no será tan fácil restaurar la confianza de los bancos, el mercado y los consumidores que no quieren prestar ni comprar porque han entrado en pánico, alertó Muñoz Ruiz.

Dijo que la actual crisis económica internacional rebasó los pronósticos que se tenían antes de la depreciación de la moneda nacional frente al dólar en los últimos días, cuando el diagnóstico de los funcionarios del gabinete económico era muy optimista y nos hablaba del “blindaje” de nuestra economía que habría de resistir la crisis que vive la economía norteamericana, análisis que no resistió ante el embate de los especuladores.

Ante ello apuntó que fue positiva la intervención del Banco de México en el mercado de cambios, pues con esa medida pragmática y realista, ante las circunstancias del mercado cambiario, se evitó un descenso más pronunciado del peso mexicano frente al dólar. “La intervención, con una subasta de 2 mil 500 millones de dólares, permitió aumentar la oferta de divisas, y con esto, empujar una baja en el precio del dólar”.

Muñoz Ruiz indicó que el mensaje del presidente Calderón y la intervención del Banco de México eran necesarios para buscar infundir tranquilidad a la ciudadanía y a los agentes económicos aunque sea de forma momentánea, pues lo urgente es un replanteamiento de los criterios de política económica y una revisión exhaustiva de las metas para el 2009. “De apostar a medidas coyunturales y a la subasta diaria de dólares para evitar la debacle del peso solo estaríamos postergando la aplicación de medidas de fondo, pues hay que recordar que todo tiene un límite ya que el Banco de México tiene Reservas Internacionales en niveles máximos históricos, por arriba de 80 mil millones de dólares, por lo que no puede ni debe alentar el ambiente especulativo ampliando la oferta de divisas”.

Finalmente Muñoz Ruiz recordó que en medio del proceso de desaceleración de la economía y de la ola de desconfianza que recorre el mundo, sectores como infraestructura y vivienda son las grandes esperanzas con que cuenta el gobierno federal y los de los estados para reactivar los mercados internos, por lo que las familias y las empresas deben mantener la calma en estos momentos difíciles y junto a los gobiernos apostar a la protección del empleo e ingreso.