Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Le advierte al autonombrado “nini” que a golpe de berrinches y periodicazos no va a conseguir trabajo

“Eso no impresiona a nadie. Mucho menos cuando sus viscerales estallidos se esconden en el anonimato”

07/08/2011

alcalorpolitico.com

Estimado Psic. Joaquín Rosas, y equipo de redacción.

Agradezco mucho si pudieran dirigirle este texto al Lic. Nini. Quedo a sus órdenes.

A la apreciable comunidad de alcalorpolitico:

Hasta donde entiendo, el reclamo de la persona auto-nombrada “nini” abarca los siguientes puntos: Los bajos salarios que ofrecen las empresas, el horario de trabajo por dicho salario y las condiciones generales de los empleos.

Es importante mencionarle a dicha persona que estos reclamos no deberían ser dirigidos al C. Gobernador ya que con la mano en la cintura y amparado por la constitución que marca sus derechos y obligaciones le puede contestar que no es a él a quien le corresponde escucharlos y atenderlos. El C. Gobernador es únicamente un administrador de recursos y nada más.

Esto le corresponde ser atendido a quienes ostentan el poder detrás del poder. ¿Y quiénes son?, Los que marcan las pautas que mueven la economía local, estatal, nacional y mundial. Son los dueños del libre mercado, los que ponen administradores, diputados, senadores y alcaldes en sus respectivas sillas. Aquí nadie se chupa el dedo y todos sabemos de quienes hablo.

En este debate iniciado por el susodicho “nini” está ocurriendo lo que suele ocurrir con el masacote popular. Entre jodidos nos agredimos. Señalamos a las señoras como carne al mejor postor, y las damas aludidas con toda razón lo mandan al diablo. Salen más “ninis”, las autoridades y las empresas mejor se callan. El desahogo es una buena terapia y la discusión tarde que temprano se perderá. Ellos lo saben.

El “nini” habla de escribir dos libros. Te aconsejo que no los escribas con las vísceras, porque ni RIUS –con ese tono ácido, inteligente, divertido e informado- logró, con más de cien títulos perfectamente bien fundamentados que los mexicanos tuviéramos un poco más de conciencia. Espero te asesores con grandes pensadores y sobre todo, aterrices un punto focal: Tu situación es resultado de más de 200 años de historia tanto social, como política y económica.

Regreso al punto. Yo tengo 34 años. Soy mujer. Y además soy guapa, talentosa, sé desempeñarme en múltiples campos dentro de mi área. Valoro mucho quien soy pero no me pierdo en idealismos viscerales, sin aludir, creo que son una pérdida de tiempo. Y créeme amigo “nini”, yo no me vendería ni por un sueldo de gobernadora. Prefiero participar del juego de todos, de la gran piruja que es la sociedad común, esa que tú recriminas y atacas a ciegas, mientras el titiritero que mueve los hilos ni siquiera sabe que existes.

Basta salir a la calle para darse cuenta en qué clase de realidad vivimos. Y no es culpa del pueblo, porque el pueblo así está educado, de este pueblo naciste tú y tus padres y muchas generaciones antes que tú y que yo. Y seguirán naciendo, nacen todos los días en todos los hospitales y van a engrosar la fila de contribuyentes que seguirá engordando la vaca de la que mamamos todos, unos pegaditos y otos cachando gotas.

Es un juego tétrico donde el populacho está para llenar estadios y gritar “vivas” a un color o al otro, y pasada la euforia, a llorar con el IVA, con el IETU, con el gasolinazo, con la tenencia, con las promesas pisoteadas y con las consecuencias de la miseria popular que pare delincuentes y aterra al común de los ciudadanos que volverán al estadio y que seguirán con una venda trasparente tapándoles los ojos cerrados.

¿Quieres un buen trabajo amigo nini? A golpe de berrinches y periodicazos no lo vas a conseguir, porque eso no impresiona a nadie. Mucho menos cuando tus viscerales estallidos se esconden en el anonimato. De hecho, no lo vas a conseguir, he aquí las razones, a mi muy humilde entender.

1. Crees que haber terminado la carrera era el final de tu lucha. ¡Qué equivocado estabas!, era el inicio de una guerra sin cuartel por subir la escalera. Y la escalera se sube por el principio, por el primer escalón, como lo han hecho la gran mayoría de los que dejan huella indeleble en el mundo (muy poquitos) ¿Sabes que dice eso de ti? Que tu don de la perseverancia estuvo condicionado a una época. Para ti ya se acabó, ahora mereces, ahora exiges. Lo siento, el sistema no funciona así. La escalera larga, llena de cáscaras de plátano para que avances un escalón y retrocedas dos.

Si Louis Pasteur hubiera pensado como tú. Con tanto perro actualmente en la calle, la rabia acabaría con más gente que el SIDA en el mundo.

2. Crees que un gobernador tiene la obligación de acudir en tu auxilio porque un secretario no lo hace. ¿Sabes que dice eso de ti? Que no sabes en qué sistema vives, y eso para un hombre que cursó la universidad es bastante deprimente. ¿Sabes lo que es el autismo? Bien, tú vives en un sistema autista que no va a cambiar por berrinches individuales ni colectivos. Imagínate, no lo puede ni siquiera tambelar las imagenes de la gente en la montaña de guerrero, o los que mueren de hambre en la sierra veracruzana, nisiquiera los niños baleados por criminales. ¿Crees que al sistema le interesa que ganes mil, dos mil o veinte mil más? ni más ni menos.

Beethoven le gritaba a la misma realeza, no esperaba de ellos nada, y si alguna vez lo esperó, también esperó que le suplicaran aceptarlo. Pero vamos, en ti no hay un Beethoven.

3. Atacas a tus compañeros de clase –los de abajo- y esa es la parte más jodida de toda tu queja. Porque muestra un nivel cultural y académico por debajo de los suelos.

Sólo me queda por decirte que espero yo sí espero con ansias tus dos libros.

Saludos
Angélica Sancho