Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Leyes, insuficientes para normar derechos de autor en Internet

Gestión digital de los derechos, alternativa para la protección efectiva de las obras que circulan por Internet: Setzer

Edith Escal?n Xalapa, Ver. 20/10/2007

alcalorpolitico.com

Las reglas creadas para proteger los derechos de autor para el medio físico no se pueden aplicar al 100 por ciento en el universo digital, se requiere la adecuación de la legislación para ajustarse a las posibilidades que ofrece Internet, aseguró Hugo Setzer, secretario del Centro Mexicano de Protección y Fomento a los Derechos de Autor (Cempro).

“El reto en la era de la sociedad de la información se encuentra justamente en la gestión digital de los derechos que administra y en la protección efectiva de las obras que circulan por la supercarretera de la información, labor que realiza la institución a la que pertenezco.”

Setzer explicó que ésta es una entidad sin fines de lucro que administra los derechos de reproducción, comunicación pública, distribución y transformación de más de 100 editoriales mexicanas públicas y privadas, así como a sus autores, lo que representa cerca de 95 por ciento del mercado editorial nacional.

“Cempro protege los derechos de autor de miles de titulares extranjeros, en virtud de los convenios internacionales que tiene firmados con las sociedades de Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Dinamarca, España, Francia, Holanda, Hong Kong, Jamaica, Reino Unido, Rusia, Suiza y Uruguay, por mencionar algunas.”

Dijo que las organizaciones de gestión colectiva son un valioso instrumento que permite mantener el justo equilibrio entre el derecho de autor y el derecho a la cultura, acciones que se cumplen más o menos en el mundo analógico.

De acuerdo con el representante de Cempro, es la relevancia que están tomando los medios electrónicos y la transmisión digital de la información la que ejerce cada vez más presión para que autores y editores se sumen a una nueva manera de publicar, como una forma de obtener mayores contenidos en formato digital, con calidad, oportunidad y confiabilidad.

“No deseamos que suceda con la copia digital lo que sucedió con la fotocopia, que al no controlar su uso en el momento indicado se convirtió en una práctica ilegal, tolerada y hasta aceptada por la sociedad, cuyos efectos han resultado terriblemente nocivos para los autores y toda la industria editorial.”

Según en expositor, la Cámara de la Industria Editorial Mexicana reporta que cada año la fotocopia ilegal afecta la comercialización de 50 millones de libros, casi 50 por ciento de la producción editorial anual privada, y remontar esa costumbre –la del fotocopiado– está siendo muy difícil tanto en México como en América Latina.
  • Seguimos trabajando
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado