Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion del Dengue
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Localizaron auto robado pero salió peor la extorsión de policías y dueños de grúas

- En vez de llevarlo al MP, lo entregan a “corralones privados” para que cobren arrastre y almacenaje
- El auto lo encontró ella misma pero ni siquiera lo tiene en su poder el MP sino un concesionario de grúas

08/04/2012

alcalorpolitico.com

C. Director de Al Calor Político:

El lunes 2 de abril del presente año, en diversos medios de comunicación (incluyendo Al Calor Político) salió la noticia de que la Policía de Xalapa había encontrado y puesto a disposición del MP tres vehículos robados, para que sus dueños fueran a recogerlos. Uno de esos tres coches es el mío, y es por este medio que quiero expresar mi indignación, frustración y enojo, ya que todo es una vil farsa.

En primer lugar la policía no encontró nada, encontré yo misma mi auto estacionado a unas cuantas cuadras de mi casa y llamé a la policía para que me indicaran el procedimiento a seguir. Me dijeron que yo podía irme y que ellos llamarían a una grúa (la póliza de seguro de mi auto tenía este servicio gratis pero nunca me dijeron que podía llamar al ajustador) que llevaría mi coche al corralón de Banderilla y que yo al día siguiente con los documentos del vehículo podría ir a recogerlo.

Al día siguiente en el MP de delitos especializados en robo de autos no sabían nada de mi coche hasta que después de algunas horas me dijeron que mi auto estaba en la avenida Lázaro Cárdenas en una empresa privada de grúas llamada SEAX. El MP me dio un oficio con el cual yo debía ir a liquidar y a llevar yo misma el coche al corralón público de Banderilla.

Esto me pareció absurdo, pero quería agilizar las cosas y fui a las grúas SEAX, la persona que me atendió me dijo que tenía que pagar $3,500 pesos (investigué en otras empresas de grúas y los precios son mucho más bajos) por los arrastres de mi auto, ya que fueron varios: lo anduvieron paseando en grúa por Xalapa y me dijeron también que hasta que no pagara esa cantidad, mi auto no podría ir al corralón público de Banderilla (entonces mi coche no está a disposición del MP, sino a disposición de una empresa privada). El dueño de las grúas me dijo que sa era la tarifa ya que los policías que le llamaron dieron la orden de que mi auto tenía que hacer el recorrido de 3 lugares distintos.

Ahora mi auto se encuentra en El Lencero, en el corralón privado de las grúas Seax.

Hasta el momento nadie me sabe decir por qué tengo que pagar esa cantidad ni por qué los policías decidieron el recorrido de mi auto, ni con la autorización de quién llamaron a esas grúas, ni si tienen ese convenio legal o ilegal con dicha empresa, además de que hasta el día de hoy no he recibido un aviso oficial de que mi auto fue encontrado. Todas estas dudas, pensé serían aclaradas en la constancia de hechos (de que mi auto fue encontrado) que me debe expedir el MP de delitos especializados en robos de autos, pero desafortunadamente me dice el funcionario que a él no le compete y que él no tiene información de los funcionarios que decidieron realizar semejante acto ilegal y de extorsión.

Lo grave es que he sido víctima dos veces, una por parte de los ladrones que se llevaron mi coche y la otra por parte de las autoridades “incompetentes” del Estado. Ojalá se pudiera comenzar una investigación (otra, porque las de los MP no han hecho nada útil), ya que las personas agraviadas somos muchas, en el MP conocí a un señor que había pagado de grúa por un arrastre 1,700 pesos y su auto llevaba un mes en el corralón privado (obvio tenía que pagar el mes de estancia de su auto ahí) porque las investigaciones requerían ese tiempo.

En la Procuraduría General de Justicia del Estado no me dieron solución, dicen que ellos no saben nada sobre los convenios de los policías con las grúas y en la SSP dicen que tampoco ellos.

Ojalá se pudiera dar seguimiento a este caso, ya que el dinero que manejan estos depósitos privados de autos y grúas, es mucho y las personas que sufrimos de estas extorsiones también. Alguien me dijo que era mejor pagar el dinero y ya, porque si denunciaba, los policías sabrían quién soy y dónde vivo.

Creo aún es posible una sociedad justa y sé que si todos denunciamos estos actos corruptos, nuestro país será distinto.

Les agradezco mucho la publicación de esta carta, esperando con ello encontrar al menos, un poco de justicia. Si es necesario que les mande el número de investigación ministerial lo haré con mucho gusto.

Atentamente,

Ana María Villada.
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Prevencion del dengue