Ir a Menú

Ir a Contenido

V?a correo electr?nico

Los ciudadanos, los nicos que no nos rajamos, porque no tenemos de otra

El mensaje iba dirigido a lderes y funcionarios, de acuerdo al contexto del discurso, se le explica al lector

Xalapa, Ver. 24/09/2008

alcalorpolitico.com

Buenas noches seor Editor

Estoy de acuerdo con su comentario editorial que todos debemos hacer real el combate a la inseguridad, lejos de eventos magnificentes y discursos mesinicos que prometen buenas intenciones pero no comprometen acciones.

Con lo que no estoy conforme de su comentario es con lo que usted considera que "criticar o condicionar" equivale a "rajarse". Solo en los regmenes autoritarios no se pude criticar, solo en los tiempos del autoritarismo no se poda condicionar porque equivala a traicin.

Los ciudadanos podemos y, en ocasiones, debemos criticar a nuestras autoridades -todas- ms all de su color, por regatear el compromiso que deben asumir para con nosotros de preservar la paz social y la seguridad pblica. No es posible que considere que si los lectores criticamos o condicionamos nos estamos "rajando", cmo va a ser eso posible si los ciudadanos somos los nicos que no podemos "rajarnos" en el combate a la inseguridad, porque somos nosotros los que la vivimos da a da en nuestras calles y en nuestras colonias.

Los ciudadanos somos los nicos en este Pas que no nos "rajamos", no tenemos de otra, no tenemos fuero, escolta o ayudanta ni privilegio o canonjas, solo nuestro derecho a existir y convivir en armona, respetando las leyes. Pero que cuando vemos que se inaugura un estacionamiento de tres millones de pesos para el C-4 (TRES MILLONES DE PESOS por un estacionamiento) nos preguntamos Es as como debemos sentirnos ms seguros?. A lo mejor los funcionarios de la Seguridad Pblica si se sienten ms seguros porque ya no deben dejar su carro en la va pblica con temor a que se lo roben. Entonces, no nos pida que renunciemos a un derecho de criticar o condicionar.

Criticar o condicionar se vale cuando los ciudadanos vemos que nuestras autoridades -todas- rehyen sus responsabilidades o bien, quieren culpar al de enfrente, al del otro color, ya sea por su ineficacia o por omisin o comisin no hacen su parte en el combate a la inseguridad y nosotros, los ciudadanos, los que pagamos impuestos y mantenemos a los gobiernos, estamos temerosos por nuestras familias y nuestros patrimonios.

Hoy, toda la polica estuvo cuidando a los polticos que fueron a la firma de un documento copiado, que es cierto, es muy importante asumir un compromiso pblico de combatir a la inseguridad, pero se vuelve a equivocar la mira: impacto en los medios y con eso se debe mitigar nuestro temor.

No podemos tolerar muestras rimbombantes de discursos de ms de una hora para tratar de justificar la falta de compromiso y de eficacia y que, encima, nos pida seor editor que no critiquemos ni condicionemos, no nos pida eso por favor. As, como se pide que no haya criticas ni condicionamientos, nosotros, los ciudadanos podemos exigir que no haya regateos y que de una buena vez, estos discursos mesinicos por fin se transformen en atenciones y acciones para una sociedad cada vez ms inconforme que sigue en espera que Veracruz lata con fuerza pero sin miedo.

Los veracruzanos no nos "rajamos" ahora falta ver si los polticos estn a nuestra altura.

Gracias por su atencin.

Daniel Fraga

NOTA DE LA REDACCIN: La definicin de no criticar y condicionar no se refera a los ciudadanos, sino a dirigentes o sectores que han asumido una posicin crtica, en vez de hacer lo que les corresponde, no como testigos o censores (y sensores) del gobierno, sino como actores inmiscuidos en la vida social y garanta de seguridad de los veracruzanos.
El comentario fue hecho en el contexto del mensaje del gobernador Fidel Herrera, quien haba dicho lo siguiente:

Aqu no se vale rajarse! El que tenga miedo que se vaya, porque nos corresponde a las autoridades asumir nuestro papel, no podemos pedir la denuncia ciudadana annima y la colaboracin a ciudadanos indefensos que no tienen ni el equipamiento ni la responsabilidad de cumplir con un deber.

S, es muy importante la participacin de la ciudadana, pero es ms importante el cumplimiento del deber de los propios funcionarios y servidores pblicos.

Quizs por la dinmica del discurso, no calculamos que los ciudadanos se sintieran aludidos en la definicin dirigida a lderes o funcionarios. Lo sentimos

Atentamente