Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Confirmó necrocirugía practicada por los periciales

Los golpes le causaron un derrame cerebral al niño Aarón

- Este jueves se dará a conocer la situación legal oficial de la madre y el padrastro del menor; la reconstrucción de los hechos demostró que hubo agresión
- La verdadera justicia se la encomendamos a Dios: tía
- Su padrastro los golpeaba constantemente acusa Jair

Alfredo Santiago Hern?ndez Agua Dulce, Ver. 24/02/2010

alcalorpolitico.com

Un derrame cerebral provocado por un traumatismo craneoencefálico fue la causa de la muerte del pequeño Aarón Fernando Salvador Hernández de tres años de edad, luego de que fuera golpeado por su padrastro José Alfredo Guzmán Hernández.

La necrocirugía practicada al cuerpecito por expertos médicos forenses de la Procuraduría General de Justicia del estado de Veracruz, determinó además que el menor fue policontundido en diversas partes del cuerpo, siendo fatales los que recibió en su frágil cráneo.

Alrededor de las 12:45 horas de este miércoles, Nury Salvador Hernández y José Alfredo Guzmán, fueron trasladados por elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI), hasta el domicilio que compartían en la calle 21 de Mayo de la colonia El Muelle, para llevar a cabo la reconstrucción de los fatídicos hechos.

En ese lugar José Alfredo Guzmán señaló que se encontraba dormido, despertando pasadas las siete de la mañana, agregó que se levantó y fue cuando observó al pequeño Arón Fernando que había ensuciado la colchoneta donde dormía, pues no había controlado sus esfínteres.

Aceptó que empujó al infante, quien cayó sobre la colchoneta golpeándose contra una pequeña mecedora de madera en la cabeza, nuevamente se levantó y lo volvió a empujar, quedando inconsciente.

Posteriormente despertó a Jair Salvador Hernández de cinco años de edad, a quien le indicó que Arón Fernando se estaba ahogando y que le avisara a la madre, Nury Salvador, quien se encontraba trabajando en un domicilio cercano, donde lavaba ropa.

José Alfredo Guzmán, durante la reconstrucción de los hechos lució tranquilo, como si no le preocupara nada, con frialdad indicó que empujó al menor en dos ocasiones, sin embargo los resultados de la autopsia refieren que el pequeño fue azotado en varias ocasiones.

El Ministerio Público del Fuero Común en esta localidad, Miguel Ángel Piña Lara, señaló en entrevista que la situación legal de la pareja se definirá hasta este jueves, pues aún no se agotan las 36 horas que establece la ley para integrar la averiguación previa.

Agregó que al vencerse este término informará de los resultados, así como los delitos por los cuales se integrará la consignación, pues estos podrían variar entre los que enfrente la madre y el padrastro, pues tuvieron distintas participaciones en los hechos.

“Confiamos en las autoridades, pero la verdadera justicia se la encomendamos a Dios”: tía.

La señora Jazmín Yolanda Salvador Hernández, tía del fallecido de tres años, Aarón Federico Salvador Hernández, fue quien reclamó el cuerpo para realizar los ritos funerarios correspondientes.

De manera exclusiva habló para un reducido grupo de medios de comunicación, señalando en primera instancia sentirse muy afligida por la pérdida que representa la muerte de Aarón Fernando, así como el entorno en que se desarrollaron los hechos.

Indicó que su hermana Nury Salvador era madre soltera de tres pequeños, Fabiola de nueve años, Jair de cinco y Arón Fernando de tres, en octubre del 2009 comenzó a salir con José Alfredo Guzmán Hernández y para enero de este 2010, decidieron vivir juntos.

Agregó que luego de que su hermana decidiera compartir una casa don José Alfredo Guzmán, le fue entregada la custodia de Fabiola, pues por ser niña y el cuarto muy reducido, sería mejor que viviera aparte.

La afligida tía del infante fallecido, señaló que nunca se percató de las agresiones físicas a las cuales eran sometidos sus sobrinos, pues dejó de tener comunicación con su hermana por varias semanas, ya que nunca coincidían en los tiempos.

Agregó que fue hasta la noche de este miércoles cuando ante la presencia de los médicos forenses pudo apreciar los golpes que le privaron de la vida a Aarón, así también descubrió que Jair cuenta en el cuerpo con marcas de violencia física que se remonta a varias semanas.

Jazmín Yolanda confesó sentir impotencia por no haberse dado cuenta desde mucho antes, pues podría haber salvado la vida de su sobrino; destacando que confía en el trabajo de las autoridades para resolver el caso y castigar a quien tenga culpa conforme a derecho.

Aunque indicó que el mayor castigo lo deja en las manos de Dios, pues es fiel militante de una iglesia protestante, indicando que desde ahora se dedicará al cuidado de los hermanitos Jair y Fabiola.

Mientras que este mismo miércoles por la tarde se procedió a la sepultura de los restos de Aarón Fernando, quien por lo menos ya no sufrirá de la violencia a la que había sido sometido, violencia que a su corta edad le era incomprensible, pero que aun así terminó por arrebatarle la oportunidad de vivir.

Su padrastro los golpeaba constantemente acusa Jair

Jair Salvador Hernández declaró ante el Ministerio Público del Fuero Común, Miguel Ángel Piña Lara, haber sido objeto de constantes golpes por parte de su padrastro José Alfredo Guzmán Hernández.

El pequeño en un principio se mostraba temeroso, pero al tomar confianza con la autoridad municipal, explicó en su limitado lenguaje de acuerdo a su edad, que regularmente le pegaban a él y a su hermano con un cinturón de hebilla grande.

También dijo que cuando a su hermanito le pegaban, el corría a abrazarlo para que no llorara, pero les terminaban pegando a los dos; pero que su mamá nunca los protegió pues no se encontraba en el domicilio.

Ya en la casa de su tía, Jair observa el ataúd donde se encuentran los restos de su hermanito… con voz tímida pregunta a qué hora “lo van a enterrar”, con voz apenas audible dice que lo extrañará mucho.
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Seguimos trabajando