Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Madre y abuela de fallecidos en el deslave suplica a su yerno que ya no pida apoyos a nombre de sus muertos

- Adán, su yerno no mantenía a su hija ni a sus nietos, no trabaja; la que salía a buscar comida era su hija

- El día del huracán advirtió a su hija que se saliera de ahí porque sabía que estaban en riesgo y su marido no la dejó

- Al momento del derrumbe él no se encontraba en casa; miente a las autoridades

Hugo Cruz Ojeda Xalapa, Ver. 23/08/2021

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
La noche de este lunes, la señora Teodora Alarcón Morales, de 54 años de edad, madre de Dora Isabel Caballero Alarcón, de 27 años, y abuela de los cinco niños que murieron en el deslave del pasado sábado en la colonia Loma bonita, hizo un llamado a su yerno Adán para "que ya no siga pidiendo apoyos a nombre de sus muertos, que los deje descansar, porque él bien sabe que no los mantenía y les daba mala vida."

Teodora Alarcón Morales comenzó agradeciendo el apoyo que le ha brindado el Secretario de Gobierno, pero dijo no puede quedarse callada, que a nombre de su hija y nietos muertos, su yerno Adán esté sorprendiendo a las autoridades y a gente de buen corazón, para que lo apoyen.

"Adán no mantenía a Dora Isabel ni a sus cuatro hijos que procreó con ella porque los otros dos eran de otra mujer, pero ella los quería como sus hijos.



"Adán le daba mala vida a Dora Isabel y la tenía en la indigencia, ella era la que salían a buscar ayuda para darle de comer a sus hijos, la gente la apoyaba."

Refirió que a pesar de que su hija fue operada en varias ocasiones de tumores que le salieron en los senos, él le seguía dando mala vida, la tenía amenazada por eso no la dejaba salir y la mantuvo viviendo atrás de la casa de sus padres en una casa de madera y lámina en una zona de alto riesgo.

Dijo la señora Teodora que el día que el gobierno estuvo alertando del huracán ella le llamó a su hija para que se saliera y se fuera a pasar la noche con ella y Adán no la dejó salir.



"Esa mañana de sábado cuando sucedió la desgracia Adán no estaba en la casa, el niño que logró salir con vida fue por sus propios medios y luego ayudado por los vecinos.

"Eso Adán no lo ha dicho a las autoridades, ha mentido. Está aprovechando la desgracia para su beneficio."

Entre, lágrimas la señora Teodora recuerda a uno de sus nietos que salía al monte a buscar leña cuando se les acababa el gas para que su mamá les pudiera calentar la comida.



Recuerda que Adán, maltrataba mucho a su güerito refiriéndose a su nieto Axel Jair, de 4 años.

Por último, la señora Teodora le solicita al Gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, le sean donados los terrenos donde fueron sepultados su hija y sus cinco nietos, porque ella carece de recursos económicos para adquirirlos, se mantiene de la venta de ropa usada y se encuentra enferma de una ulcera varicosa en la pierna izquierda.