Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de lluvias
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Madres, compañeras y trabajadoras: reto diario de las mujeres

- Leticia: vendiendo hot dogs sacó adelante a cuatro hijos
- Blanca: ser mamá y periodista, difícil, pero no imposible; hacíamos tareas en sala de prensa
- Liliana: deja encargados a sus bebés y sale de casa a limpiar pisos en Palacio de Gobierno

Ariadna Lezama Palma Xalapa, Ver. 10/05/2013

alcalorpolitico.com

"Ser madres es difícil", coinciden mujeres que se convirtieron en madres de familia y a la vez el pilar de la misma sin dejar a un lado su trabajo, el que les dio los recursos para sacar adelante a sus hijos.

Ser madre, esposa y mujer trabajadora es un reto diario y ejemplo de esta gran labor la vemos día a día con un gran número de mujeres mantienen un hogar con amor y a la vez un trabajo para no dejar de llevar dinero con el cual apoyan a sus parejas para brindarles un mejor futuro a sus hijos. 

Vendiendo hot dogs sacó adelante a sus hijos 

Un ejemplo de tenacidad es doña Leticia, quien tiene 40 años vendiendo hot dogs en el parque Juárez. Puso su puesto porque con este trabajo empezó a ganarse la vida desde joven y fue con ello como se ayudó para darles estudios a sus hijos. 

“De aquí saqué adelante a mis tres mujeres y un varón, una profesionista y los otros no hicieron carrera porque no quisieron, pero todos tuvieron la oportunidad de estudiar; tengo una que es abogada y dos mujeres que son muy trabajadoras y mi muchacho también, ninguno es delincuente gracias a Dios”. 

En este trabajo que es muy demandante, Leticia trabaja de 10 de la mañana a 11 de la noche todos los días, por lo que se daba sus mañas para poder escaparse y acudir a los festivales de sus hijos en la escuela, o estar con ellos en los momentos especiales. 

Leticia tiene esposo, pero asegura que su pareja no fue un hombre responsable de joven por lo que ella se tenía que hacer cargo sola tanto de los hijos como del negocio; sin embargo, hoy que sus hijos están grandes y ve con alegría que pudo formar mujeres y hombres trabajadores y de bien, se siente satisfecha. 

“Él tomaba, tenía damas y pues yo no iba a estar atenida a que me quedara sin dinero y que mis hijos no tuvieran qué comer, no. Yo me puse las pilas y mire, fue un poco difícil porque trabajar y dejarlos solos porque eran pequeños para venir a trabajar tuve que buscar a quien me ayudara e ingeniármela para sacarlos adelante”. 

Aseguró que es difícil ser mamá responsable; sin embargo, está satisfecha pues está consciente de que cumplió con sus hijos para que no les faltara nada. 

Ser mamá y periodista es difícil, pero no imposible

Blanca Arroyo tiene más de 20 años ejerciendo el periodismo en la capital del estado, siempre cubriendo la fuente de Palacio de Gobierno. 

Sin embargo, cuando se convirtió en madre sus labores se complicaron un poco, pues se tenía que organizar para no sólo entrevistar gobernadores, secretarios de despacho o diputados, sino también para atender a su familia, principalmente a sus hijos. 

“Si es un poco difícil, pero te acostumbras y una vez que te organizas puedes hacer el papel de periodista y de ama de casa, cuesta un poco de trabajo pero con los años te vas adaptando”. 

Reconoce que con su trabajo no hay muchas atenciones que se le pueda brindar a la familia, pero se hace el esfuerzo por amor a su familia. Incluso en ocasiones era necesario combinar ambos trabajos en un solo lugar, como el hecho de traer los hijos al trabajo al no contar con alguien que les ayude a cuidarlo. 

“Haces todo lo posible por darle la atención a tus hijos y a tu familia (…) hacíamos las tareas en la sala de prensa, uno de ellos -el más chico- sí venía a trabajar conmigo, ahí lo ponía; en lo que yo escribía, él hacía la tarea y revisaba yo su tarea, así estábamos y después nos íbamos a comer”. 

Pero sin duda los fines de semana eran para la familia, pues su único día de descanso lo aprovechaba para estar con ellos, consentirlos y atenderlos. 

Aunque siempre ha trabajado para varios medios de comunicación, Blanca Arroyo asegura que nunca se perdió momentos especiales, puesto que procuraba estar presente en los festejos escolares y cumpleaños. 

“En los cumpleaños mandaba información antes para poder estar con ellos y atenderlos, entonces no me perdí nada; el papel de madre es importante, esos momentos en los que tus hijos te necesitan tienes que estar con ellos”. 

Es intendente para poder darles educación a sus hijos 

Liliana Hernández trabaja de intendente en Palacio de Gobierno, ella es una de las mujeres encargadas de hacer la limpieza en cada una de las oficinas, entró a trabajar apenas hace un mes y medio dejando a sus dos hijos en casa. 

Tomó esta decisión junto con su pareja para poder juntar dinero y brindarles posteriormente a sus hijos una buena educación. 

El más grande tiene cuatro años y en poco tiempo entrará al jardín de niños, por lo que se preparan para afrontar los gastos de tener un hijo en la escuela. 

Su sueño es que ellos tengan la posibilidad de ir a la universidad, para que tengan una carrera profesional y cuenten con una mejor calidad de vida de la que actualmente llevan. 

“Es difícil, pero se necesita trabajar para salir adelante, entre mi esposo y yo lo hacemos. Aquí este trabajo está bien porque son pocas horas, son siete horas de trabajo, dejo a mis bebés con una tía (…) mi proyecto es darles educación para que sean alguien en la vida y no sufran tanto, porque ya ve que en los trabajos piden prepa y es mejor que estudien”.
  • Ipax
  • Temporada de frentes frios
  • Salon de usos multiples
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado