Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Mal menor la solución que se da al error del Ceneval: Margarita Guillaumín

- Bueno que la UV abra la matrícula y no afecte el derecho adquirido de 1600 jóvenes - El Estado tendrá que hacer un esfuerzo y apoyarla con más recursos, señala diputada

Guadalupe L?pez Espinosa Xalapa, Ver. 19/07/2008

alcalorpolitico.com

El error cometido por el Ceneval por el cual la Universidad Veracruzana admitirá a mil 600 alumnos más es lamentable, pero la solución que le dan es el mal menor, porque no afecta los intereses de los jóvenes ni su derecho adquirido a ingresar a la institución, manifestó la diputada perredista Margarita Guillaumín Romero, integrante de la Comisión Permanente de Educación y Cultura del Congreso.

Ahora, dijo, por sentido común, la UV requerirá de más recursos para atender a esos jóvenes y el Estado debe de hacer un esfuerzo para apoyarla.

Señaló que tal error es lamentable, porque indiscutiblemente lesiona al Ceneval en sí mismo como un organismo confiable, creíble, y con la suficiente reputación académica para confiarle esta tarea de hacer las evaluaciones correspondientes para determinar lo relativo al ingreso de estudiantes en esta máxima casa de estudios.

Ahora, indicó, “la solución que le dan al error a mi me parece que es el mal menor, ya no afectar los intereses de estas 1 600 personas y el derecho adquirido por esos que ya habían ingresado aún sea por un error y que ya tienen toda su documentación para iniciar sus estudios en la Universidad.

La solución que se está dando, apuntó, es abrir la matrícula y corregir la falla dando el ingreso a las mil 600 solicitudes de jóvenes que era a los que realmente, de no haber ocurrido la equivocación, tendrían que haber matriculado.

Pero además, puntualizó la diputada perredista, aquí hay otro elemento muy importante que es el reconocimiento del error, técnico o humano, lo que haya sido, no se trata de ocultar, no se trata de engañar y esto habla bien de las instituciones”.

Asimismo, destacó, se busca la solución que no lesione y que no afecte el derecho de los jóvenes, que es un derecho humano constitucionalmente reconocido a ingresar a la universidad y por el contrario, se apertura la matrícula, lo cual es valioso y muy importante porque ciclo tras ciclo de ingreso, se está dejando fuera un alto porcentaje de jóvenes a quienes por ninguna circunstancia y motivo se les debiera de negar su derecho a ingresar, a cursar estudios en nuestra universidad pública.

Al problema, dijo, se da una solución, primero la más lógica y, segundo, de alguna manera más incluyente y justa.

A pregunta de si ante esta situación que ahora enfrenta la UV, por la cual va a requerir de más recursos, el Congreso tendría que resolver lo más pronto posible la ampliación presupuestal que ha estado solicitando el rector Raúl Arias Lovillo, Guillaumín Romero dijo que habría que revisar cómo viene el dictamen, ya que anteriormente no se había autorizado porque hubo un desfase entre la solicitud y el momento en que se iba a tomar la decisión de resolver dicha petición.

Pero ahorita, corregido ese error de procedimiento, puede ser atendida la solicitud de ampliación revisando cómo viene el dictamen y lo importante en esto es el manejo transparente.

Mencionó que más que agilizar, considera que el Congreso a través de sus diferentes Comisiones tiene la obligación de emitir en un plazo prudente el dictamen a cada uno de los procedimientos legislativos que llegan a su conocimiento “y yo sí creo que no debemos esperar a que llegue el momento del siguiente presupuesto para que la solicitud de ampliación vuelva a estar desfasada”.

Consideró que la atención en cuanto a horas hombre, horas mujer, de académicos que tienen que atender esta población estudiantil, infraestructura que debe ser utilizada, servicios bibliotecarios y todo lo que implica la formación de un profesionista a nivel de licenciatura, sí implica una erogación y una necesidad de recursos presupuestales y en ese sentido el Estado debe de hacer un esfuerzo para apoyar a la institución, pero sobre todo, ampliar a estos mil 600 jóvenes a que reciban una educación de calidad.