Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Nacional

Mancha de crudo, para agosto en Cancún

Estimaciones del Centro Nacional para la Investigación Atomosférica de Estados Unidos revelan que el petróleo vertido en aguas del Golfo llegaría a las costas de la Península de Yucatán este verano

El Universal 04/06/2010

alcalorpolitico.com

El inmenso derrame de petróleo en el Golfo de México podría extenderse a lo largo de miles de kilómetros sobre la costa del Atlántico de Estados Unidos y llegar a los litorales de la península de Yucatán para este verano.

Una proyección que toma en cuenta un vertido continuo de crudo al mar del 20 de abril al 20 de junio, revela que en un periodo de cuatro meses, es decir, para el 20 de agosto, la mancha de petróleo que comenzó en aguas del Golfo cubriría la totalidad de las costas de Florida, siguiendo hacia el noreste por el litoral de Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virgina, para luego seguir mar adentro sobre el Atlántico con dirección a Europa.

En esta previsión se estima también que algunas de las playas más atractivas de la península de Yucatán como Cancún, Isla Mujeres y Holbox se verán afectadas por el enorme derrame.

Así lo revela un modelo computacional elaborado por el Centro Nacional para la Investigación Atomosférica (NCAR, por sus siglas en inglés), y asegura que una vez que el petróleo que está en la parte más alta del océano encuentre las corrientes más rápidas del Golfo, éste alcanzará las costas atlánticas de Florida en cuestión de semanas.

Los científicos del NCAR emplearon una poderosa computadora para simular la forma en la que el petróleo vertido tras el accidente de la plataforma Deepwater Horizon se dispersaría tomando en cuenta las condiciones atmosféricas y las corrientes del Golfo de México.

De acuerdo con sus reportes, la dispersión de petróleo puede aumentar considerablemente de velocidad una vez que se entre en la llamada "Loop Current", una corriente que fluye hacia el norte entre Cuba y la Península de Yucatán, se adentra en el Golfo de México y gira hacia las costas de Florida para luego salir al Atlántico.

En este punto, la velocidad con la que avanza puede alcanzar 60 kilómetros por día, y para cuando llegue al Atlántico la cifra se estima en 160 kilómetros por día.

Synte Peacock, científico de la NCAR que participó en el estudio, asegura que según los datos recopilados es muy probable que la mancha de crudo llegue mucho más lejos que las costas de Florida.

La empresa global de energía BP logró el jueves despejar el camino para canalizar el crudo a la superficie en un delicado esfuerzo por detener el enorme derrame de crudo que ya lleva 45 días.

Los robots submarinos de la británica BP lograron cortar una tubería en el lecho marino del masivo derrame de crudo después de intentarlo por más de dos días.