Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Matar no está en nuestros genes, lo que está es la cooperación: Ernesto Cardenal

- Asesinar no es heredado de instintos animales
- Empezó hace 10 mil años el matar entre la misma especie

?ngeles Gonz?lez Ceballos Xalapa, Ver. 05/10/2013

alcalorpolitico.com

Matar no está en nuestros genes, en nuestros genes está la cooperación. Matar, este instinto de matar, que está muy extendido entre nosotros, entre ellos México y Nicaragua, en todas partes, no es heredado de instintos animales.
 
Biológicamente el ser humano tiene un millón o dos de genes de existencia, expresó el poeta y cura nicaragüense Ernesto Cardenal, al dar una conferencia de prensa para los medios de comunicación en el marco del Hay Festival 2013.

“Lo que nos hizo humanos es la cooperación, hay biólogos que son antihumanos y dicen que nosotros heredamos el asesinato de otro primates, pero no es así, matar no están en los genes, el instinto de matar no es heredado”.

El asesinato empezó hace 10 mil años, el matar entre la misma especie. Lo que había en todos los años de especie era la cooperación.

Ante los medios de comunicación, platicó que primero todos éramos iguales, después apareció Cristo en la tierra para decirnos qué estaba mal.

“No apareció antes porque no todo estaba al revés y queriéndola poner como son”, señaló.

Dijo que sí, que es considerado un “ícono” de la poesía porque inició como un revolucionario de la literatura y la cultura; aunque lo escrito no siempre lo entienda todo mundo.

En ese sentido, opinó que la revolución es amor y se cree que la revolución son sólo fusiles y bomba, pero es todo cambio.

“Hay evolución y revolución, la evolución es lenta, dos millones de años para que evolucione una especie y el ratón se convierta en tigre, pero la revolución son saltos que da la evolución”, enfatizó.

La revolución se hace un momento, ahí está México, que cuando además de fusiles se cambió el gobierno, mientras, en Europa, siempre se escandalizan cuando un cura habla de este tema, pero, los ciudadanos en ocasiones también deben usar las armas para luchar contra su gobierno, de ahí que surgen las guerrillas, que tanto se han satanizado.

“El instinto asesino se desarrolló a partir de que surgió la propiedad privada, la desigualdad social y la guerra, todo eso es de 10 mil años para acá”, recalcó.

Frente a medios locales y nacionales, el cura opinó que la investidura de los obispos es la peor, especialmente si se quiere limitar a los movimientos sociales.

Fue ahí cuando expresó que la revolución son saltos que da la evolución y no siempre se requieren los “fusiles de palo” para iniciarla.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples