Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de lluvias
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Matemáticas para todos

Manuel Mart?nez Morales 22/03/2012

alcalorpolitico.com

¿Puede un número ser tan importante como para que, en el año 2009, el Congreso de Estados Unidos haya declarado el 14 de marzo como el Día Internacional del Número Pi? ¿Qué tiene de especial este número? La respuesta parece, de entrada, sencilla pues en la secundaria nos enseñaron que este número es el resultado de dividir la longitud de una circunferencia entre su diámetro: Pi= circunferencia/diámetro. Esta relación es válida para todo círculo, es decir Pi es constante independientemente del tamaño del círculo. También me enseñaron que una buena aproximación a este número es 3.1416, cifra que empleábamos al calcular la circunferencia o el área de un círculo con un diámetro dado, por ejemplo.

Y digo aproximación, porque en realidad este número tiene una expansión infinita: 3.14159265358979323846...Con el agravante de que esta serie de dígitos no es periódica ni sigue regularidad alguna. No hay algoritmo alguno que permita encontrar, por ejemplo, el dígito que ocupará la posición 125 en la expansión, o la posición 2,379. La única manera de hacerlo es a pie: calculando toda la serie de números de uno por uno –hasta llegar a la posición deseada– para lo cual existen muchos procedimientos y programas computacionales que lo hacen. Creo que a la fecha, con los programas más efectivos, se ha logrado calcular hasta un trillón de dígitos en la expansión de Pi.

El número Pi aparece en varias ramas de las matemáticas (en teoría de probabilidad y series de Fourier, por ejemplo) y en numerosas ecuaciones empleadas en física. Por ello, tal vez sea la constante que más pasiones desata entre los matemáticos profesionales y aficionados.

Estudiar y contemplar las propiedades y aplicaciones del número Pi es una de tantas satisfacciones que ofrece el acercamiento a las matemáticas aunque, como sabemos, éstas conforman un dominio de conocimiento que parece ser accesible sólo a unos cuantos. Nada más alejado de la verdad, si bien es cierto que históricamente los mexicanos hemos arrastrado un déficit en lo que se refiere a la enseñanza-aprendizaje de las matemáticas en todos los niveles educativos.

Pero las matemáticas son para todos, a nadie le está vedada la entrada a este maravilloso mundo. Cualquiera de nosotros, con los medios apropiados para ello, puede entender la definición del número Pi, sus múltiples propiedades y sus diversas aplicaciones. Lo mismo podría afirmarse de cualquier otro tópico matemático.

Manuela Garín Pinillos es pionera de la matemática en México y una de las dos primeras egresadas de esa carrera. Profesora emérita de la UNAM (1989), fue la primera directora de la Escuela de Altos Estudios de la Universidad de Sonora, fundó la escuela de matemáticas en Yucatán y participó en los cambios de programas de la SEP en los años sesenta, entre otros logros. Pasó cinco décadas en aulas de todos los niveles y se jubiló en 1992, a sus setenta y ocho años.

Cuando se le pregunta –en una entrevista reciente- por qué eligió ser maestra y no dedicarse a la investigación, sin titubeos respondió lo siguiente:

–Tenía el puesto de investigadora pero me jaló siempre más ser maestra porque sentía que a los pueblos se les engaña fácilmente por la ignorancia. Si uno quiere que la gente se defienda tiene que tener alguna preparación y la base fundamental son las matemáticas. Pensaba: “Si sé matemáticas es mi obligación enseñar la mayor parte que pueda.”

Manuela agrega que aprender matemáticas ayudaría a tener una lectura crítica de la realidad, puesto que “son pura lógica. Si sabes hacer razonamientos lógicos y sacar conclusiones, cuando te dicen algo que no tiene lógica dices: ‘pera, pera, barájamela más despacio, ¿dónde me quisiste engañar o dónde te tropezaste y te fuiste por otro lado?’ Es muy difícil que se engañe a la gente que sabe matemáticas.”

Después agrega: “En este México actual que es terrible, en un país desarrollado como Suecia, en el país que me ponga, el que la gente tenga una buena educación y sepa matemáticas sirve. Me acuerdo hace unos años, se decía que la política del PRI era que aunque pasaran a quinto o sexto año no supieran nada porque con la ignorancia se podía gobernar mejor.” (La entrevista con Manuela Garín disponible en: www.jornada.unam.mx/2012/03/18/sem-paula.html)

Nada más cierto, pues la explotación de un pueblo por parte de una clase empoderada y minoritaria se favorece por la ignorancia y, como dice Manuela Garín, acabar con esa ignorancia secular pasa por el aprendizaje de las matemáticas. Así que, aún con días de atraso, a celebrar el día de Pi y –en homenaje- estudiar sus maravillosas propiedades.

¡Matemáticas para todos!

Reflexionar para comprender lo que se ve y lo que no se ve.
  • Toca cuidarse
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Ipax