Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

MIYULI realiza marcha “en silencio” con César Nava y panistas; rechazan prensa

Participaron cerca de 20 mil personas por las calles de la ciudad de Veracruz en protesta por resultados del 4 de julio

Raquel Lezama Palma Veracruz, Ver. 11/07/2010

alcalorpolitico.com

El candidato de la alianza “Viva Veracruz”, Miguel Ángel Yunes Linares, acompañado del dirigente nacional del PAN, César Nava, marcharon por las calles de Veracruz como forma de protesta por los resultados de las pasadas elecciones del 4 de julio.

Hay que recordar que los votos no le favorecieron al candidato de la alianza PAN – PANAL y ante ello prometió que llevaría su inconformidad ante los tribunales para que sean los magistrados los que validen los resultados que dieron el triunfo al candidato de la coalición “Veracruz para adelante”, Javier Duarte de Ochoa.

La marcha inicio en el puente Morelos del puerto de Veracruz para posteriormente caminar por la calle Zaragoza del centro de la ciudad y culminar en la macro plaza del malecón.

En la caminata participaron cerca de 20 mil personas, estuvieron también presentes personalidades de la política del PAN, tales como el presidente del Comité Nacional del PAN, César Nava, quien igual que su candidato, no dieron declaraciones a los medios de comunicación que habían invitado.

Julio Saldaña, candidato a la alcaldía de Veracruz, Oscar Lara, candidato a la diputación por el distrito XXI, Miguel Ángel Yunes Márquez, alcalde de Boca del Río, Juan Bueno Torio, senador del PAN, y Julen Rementería, coordinador de los Centros SCT, son algunos de los que estuvieron presentes.

La caminata prácticamente se convirtió en “la marcha del silencio”, al no querer dar declaraciones a los medios de comunicación, a los que su propio equipo de prensa había convocado para que estuvieran presentes.

Al principio hubo empujones entre reporteros para intentar obtener una declaración tanto del dirigente nacional como del candidato, sin embargo el esfuerzo fue en vano porque no dijeron “nada” y continuaron su rumbo, al final del malecón.