Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Mujeres, cada día más posicionadas en ámbitos políticos, científicos y en rudos oficios

- Son bomberos, policías, oficiales de Tránsito; otras venden lotería o son bibliotecarias o secretarias

- Su nuevo rol en la sociedad es vital para su buen funcionamiento: CIDEM

?ngeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 08/03/2012

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
“El papel de la mujer no se circunscribe solamente a la familia; las mujeres podemos dar mucho en el ámbito público y privado. Es importante quitar la idea “familista” que rodea el concepto de las mujeres. Cada día nos posicionamos más en ámbitos políticos, laborales, educativos”, declaró Yadira Hidalgo González, coordinadora de comunicación en el Colectivo de Investigación y Desarrollo Entre Mujeres (CIDEM).
La investigadora, destacó que este 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer; sin embargo no es una celebración, ya que el papel de la mujer debe conformarse con la capacidad de acción en todos los ámbitos, no sólo en lo familiar.
Aquí les presentamos algunas de las caras que en la calle podrían pasar desapercibidas; no obstante el papel que tienen en la sociedad es vital para su buen funcionamiento.


En estas historias hay quienes se dedican al comercio y hasta quienes arriesgan su vida como las policías y oficiales de Tránsito, cuyos testimonios no pudieron ser revelados porque nunca se concretaron las entrevistas por las deficiencias de enlaces de prensa de dichas dependencias.
He aquí sus historias, que si bien pudieran parecer comunes, dan voz a las mujeres que recuerdan en este día, un año más de lucha por sus derechos.
Juana


“Me dedico a esta profesión por todos los xalapeños, para poderlos ayudar”, comentó Juana García Martínez, primer oficial del Heroico Cuerpo de Bomberos de Xalapa.
Ella ingresó el 31 de mayo de 1986 y este año cumple 26 de servicio. Cuenta que cuando inició se enfrentó a la controversia ya que la gente se admiraba y sorprendía de ver a una mujer bombero; sin embargo, recibió el apoyo de su familia, amigos y compañeros para continuar realizando su labor.
“El ejemplo que les doy es que se debe trabajar, salir adelante, estudiar, sobre todo en esta época de crisis”.


Juana dice que conmemorar este día es un elogio a todas las mujeres no sólo para quienes trabajan sino a quienes han sacado adelante a su familia.
“El ser mujer me ha dado gran satisfacción, es algo que no se puede cambiar, la mayoría somos trabajadoras, dadoras de vida y ejemplo para la sociedad”.
Afirmó que ser bombero no es tarea fácil aunque lo parezca ya que siempre lleva un riesgo; ella es un eslabón más en la cadena humanitaria de quienes día a día arriesgan su vida por los demás.


Eloína
Diariamente Eloína Rosas Hernández, recorre las calles del centro ofreciendo a los transeúntes la buena suerte en los billetes de lotería. Es una tarea que ha realizado por 42 años, como una forma de sacar adelante a su familia.
“Para mí es un día como cualquiera. La verdad no tiene caso, es cualquier día y ya”, señala respecto a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer.


Asegura que el suyo es un trabajo bonito, digno, donde lo más gratificante para ella ha sido el poder forjar amistades.
“Es un trabajo como cualquier otromuy digno, no me ven mal. Echándole ganas nada se me ha dificultado”.


Con la experiencia de sus años, recomienda a las nuevas generaciones tener buen carácter, confianza y luchar por salir adelante.
“Lo bueno de ser mujer es tener a mi familia, mis amistades, ser apreciada por la gente y sobre todo, seguir trabajando en algo que me gusta tanto”.
Silvia


Periodista de profesión, Silvia Susana Jiménez, directora editorial de la revista Semblanza libró una batalla en un mundo de hombres no sólo en el ámbito laboral, sino en lo personal. Ella nació siendo varón y vivió el proceso de muchas mujeres transexuales, ya que su cambio no fue inmediato sino gradual. Vivía como hombre en su trabajo y fuera de él como mujer.
Cuenta que su jefe y compañeros de trabajo no tuvieron problema alguno en aceptarla; relativamente fue sencillo para ella y lo que le ayudó fue su seguridad así como conocer no sólo las leyes sino también sus derechos para defenderse de cualquier discriminación.
“De no ser por el feminismo, me costaría mucho trabajo ser mujer. Lo importante es estar bien con una misma. Encuentro aquí un espacio donde puedo trabajar porque esos derechos que tuve como varón, pueda tenerlos como mujer”.


Señaló que no se resignó a ser sumisa por el hecho de ser mujer, ya que los derechos son los mismos y entendió, en carne propia, parte de las situaciones que viven las mujeres.
Sobre la conmemoración del Día de la Mujer, expresó que es fundamental, no obstante, comentó que ojalá se llegue el momento que no hubiera días específicos.
“Desgraciadamente existen estos días para recordarnos que todavía falta mucho, que hay que poner el acento en las leyes, la cultura, la educación, los recursos, para que haya igualdad entre hombres y mujeres. Es un buen pretexto para hablar de estas cosas para poder encontrar soluciones y tener una sociedad más igualitaria”.


Sin embargo, dijo que tan bueno es ser mujer como ser hombre, sino que lo importante es estar a gusto con uno mismo.
“Hay muchas cosas que disfruto siendo mujer es que haya congruencia entre lo que siento y en cómo me expreso”.
María Esther


“Yo no tuve la oportunidad de hacer una carrera, pero para mí ha sido un trabajo muy noble y con el que he salido adelante”, declaró María Esther Flores Quesada, quien se desempeña como secretaria de la Rectoría en la Universidad Veracruzana.
Destacó que es un trabajo honrado que le ha dado grandes satisfacciones durante los 26 años que lo ha desempeñado. Nunca ha sufrido rechazo o acoso ya que como ella cuenta, está en darse el valor uno mismo.
“Ha sido más el rechazo a la edad, después de los 40, que como mujer”.


Sobre la conmemoración de este día, resaltó que es importante reconocer la labor de la mujer ya que con un hombre al lado o sin él, es capaz de salir adelante en cualquier ámbito.
“Para mí ha sido lo mejor ser madre, hija, hermana, ser mujer; siento que ha sido más fácil la vida. Sé que pude haber hecho más, pero me siento satisfecha, no se me ha acabado mi tiempo, puedo hacer muchas cosas más”.
Norma Alicia


“A veces te ven joven y piensan que no sabes tanto, es bonito ver que poco a poco te vas haciendo de respeto y los usuarios se dirigen a ti no tanto a los varones. Sí cuesta mucho trabajo ir haciéndose a la idea que como mujer eres capaz”, comentó Norma Alicia González Méndez, bibliotecaria del área de 800, en la Biblioteca Carlos Fuentes.
Para ella, dedicarse a esta profesión fue casual, ya que se le presentó la oportunidad de entrar a laborar ahí, donde ya lleva más de cuatro años.
Ubicada en un costado del área, detrás de su computadora junto a la ventana, goza de una vista excepcional del Parque Juárez. Entre los libros, ha tenido que lidiar con gente que llega de mal humor, que se molesta porque no cuentan con el ejemplar que buscan o que simplemente es grosera; sin embargo ella con una sonrisa en su rostro siempre resuelve la situación.


Menciona que la gente aún llega buscando hombres en este puesto; sin embargo, el trato, memoria y facilidad de palabra de la mujer es fundamental para el desarrollo de su profesión.
“Se ha avanzado en la lucha por los derechos de igualdad, pero nos falta mucho, Aún hay estereotipos en las funciones y trabajos, creemos que uno es para hombres y otro para mujeres. Tiene que ver con la educación que nos dan en casa, que nos dicen que podemos hacer todo, pero nos falta mucho todavía”.
Respecto a la cuestión social, añade que muchas veces hay presión por la edad, por casarse o simplemente porque viva sola.


“Es padre que nos consideren con un día especial, pero también es inequitativo, creo que eso habla mal, que nosotras queremos llamar la atención, pero queremos esa igualdad en los varones, ojalá también hubiera un día especial para ellos”.
Para la conmemoración del Día Internacional de la Mujer se lanzó la primera convocatoria en 1911 y ahí lo conmemoraron en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. En 1977 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional. El 8 de marzo se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.