Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Mujeres ganan menos, no logran cargos importantes y sufren violencia laboral

Foro de Derechos Humanos analiza su situación y la propuesta es lograr la igualación laboral

Alicia Aguilar Guevara Xalapa, Ver. 02/09/2011

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Existe una marcada desigualdad económica entre hombres y mujeres en México, las mujeres ganan menos, les cuesta más obtener puestos importantes y son las más susceptibles a ser víctimas de violencia, coincidieron los representantes de las comisiones estatal y nacional de los Derechos Humanos, en su participación en el Foro Igualdad Económica para Mujeres en la Reforma Constitucional de Derechos Humanos.

“No se puede desconocer que las mujeres ganan menos que los hombres por el mismo trabajo, tienen más dificultades para acceder al estudio que los hombres, están expuestas a más violencia e inseguridad que los hombres, ocupan menos puestos de decisión, cargan con las responsabilidades domésticas casi con la exclusividad y aún así, apuestan al desarrollo de este país donde está en condiciones de desigualdad”, refirió Luís Fernando Perera Escamilla, presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos

Al respecto dijo que es imperativo reconocerlas (a las mujeres) en este tipo de foros para hacer los cambios y acciones pertinentes y garantizar el derecho de mujeres a la igualdad económica.

En el Foro realizado en el salón Olmeca del Hotel Crowne Plaza de esta ciudad, a donde acudieron mujeres representantes de diversos sectores, explicó que los derechos humanos están en todas partes, y que no son un cúmulo de disposiciones legales que son inalcanzables para las personas, sino debemos verlos en la cotidianeidad y en todos los ámbitos de la vida humana porque los derechos humanos también incluyen los derechos económicos.

“No podemos cerrar los ojos ante las condiciones que diariamente tiene las mujeres en nuestra sociedad, una realidad que retrasa nuestro desarrollo, las mujeres que son una mayoría poblacional, 52% total de población total en el país; viven en rezago económico debido a una desigualdad cultural que reproduce esta discriminación hacia las mujeres y es nuestro deber de todos los ámbitos sociales de gobierno y de derechos humanos impulsar las acciones necesarias para revertir esta realidad”.

Perera Escamilla destacó que se debe considerar la reactivación del aparato económico y no sólo debe pesar la incorporación de las mujeres al mercado, sino de construir las condiciones y los derechos reales para garantizar estos derechos, pues además de que las mujeres ganan menos que los hombres se les suman otros roles como el reproductivo, crianza de los hijos, cuidado del hogar, de las personas ancianas o enfermas ya que los hombres no siempre acompañan cumpliendo roles productivos y reproductivos trabajando dobles y hasta triples jornadas.

Sistema económico incluyente

La cuarta visitadora general de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Teresa Paniagua Jiménez, destacó que lograr la igualdad entre hombres y mujeres no resulta sencillo en un país donde aún predomina la discriminación por género, uno de los mecanismos para esta situación, es el mejoramiento de las condiciones económicas de este sector de la sociedad, “todas las mujeres tenemos derecho a desarrollar un trabajo productivo que nos dé una remuneración justa que cubra necesidades y también de la familia.

Y recalcó que el estado mexicano debe generar un sistema económico incluyente basado en las acciones de trabajo equitativas e igualitarias y de justicia social para atender las necesidades de las mujeres.

Indicó que se organizó este foro con un triple objetivo:

1.- Destacar la relevancia de la Reforma Constitucional en Derechos Humanos en cuanto a la nueva posición de los tratados internacionales.

2.- Dar seguimiento a la política nacional, promoción de la igualdad de género y valorar esfuerzos del estado de Veracruz en ese ámbito.

3.- Promover y difundir los derechos de las mujeres en el aspecto económico contenidos en la convención para eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, la CEDAW.

Teresa Paniagua señaló que en México más de la mitad de la población son mujeres y a pesar que el marco jurídico muestra algunos avances, aún existe un incumplimiento de las normas establecidas.

“De nada sirve contar con un ordenamiento legal si este no es aplicado de manera igualitaria”.

Finalmente, dijo que sin autonomía económica no hay autodeterminación, y que es importante reconocer la reciente injerencia femenina y los avances que las mujeres realizan a nivel nacional, sin embargo, “aún persisten diferencias de género en cuanto al salario, la permanencia y la oportunidad de hacen, ser en el empleo, así como también patrones culturales de hostigamiento laboral, sexual, que dificultan el desarrollo digno de sus capacidades”.