Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Multas de hasta 5 años de cárcel y 400 salarios mínimos por maltrato animal, propone Diputado

- Estas sanciones aplicarán a quienes causen la muerte a cualquier especie: Alberto Velázquez

- Cuando no se ponga en peligro la vida del ser vivo, el castigo máximo sería de dos años de prisión y 100 días de salario

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver. 02/04/2014

alcalorpolitico.com

El diputado local del grupo legislativo PRD/MC, Jesús Alberto Velázquez Flores, presentó una iniciativa de reforma al Código Penal para imponer sanciones de 2 hasta 5 años de cárcel y multas de 200 a 400 días de salario mínimo, a quien intencionalmente cometa actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier especie animal no humana provocándole la muerte.

Mientras a quien intencionalmente realice actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier especie animal no humana, causándole sufrimiento y/o lesiones evidentes, sin que pongan en peligro la vida del animal, se le impondrán de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a cien días de salario mínimo.

Si las lesiones ponen en peligro la vida del animal no humano se incrementarán en una mitad las penas señaladas.



Al sujeto activo de los delitos anteriores, se le aplicarán medidas reeducativas, integrales, especializadas y gratuitas, con la finalidad de prevenir, atender, sancionar y erradicar el maltrato animal, en el lugar y por el tiempo que la autoridad jurisdiccional indique.

Los delitos a que se refiere este capítulo serán perseguidos de oficio.

Durante la sesión de la Diputación Permanente, el legislador perredista dijo que se ha evidenciado, a través de estudios de la Coordinadora de Profesionales por la Prevención de Abusos de Latinoamérica (COPPA), que el desarrollo de la mente asesina o delictiva de un ser humano inicia desde que son niños, al no sensibilizarse por el dolor de un ser vivo.



El 70 por ciento de las personas inculpadas por crueldad animal tienen relación con otros comportamientos violentos, incluido el homicidio; el 48 por ciento de los violadores y el 30 por ciento de los pederastas habían cometido maltrato animal en su infancia o adolescencia y el 68 por ciento de las mujeres maltratadas reportaron que sus agresores maltrataban también a los animales.

Numerosos estudios demostraron también que el hecho de que un niño presencie crueldad hacia un animal resultó ser el mayor predictor de futura violencia, ya que el testigo tiene ocho veces más posibilidades de convertirse a su vez en maltratador.

Velázquez Flores propone respecto del aseguramiento de animales vivos, que se canalicen a lugares adecuados para su debido cuidado, siempre que existan actos de maltrato o crueldad hacia animales domésticos, la autoridad ministerial o judicial podrá decretar el aseguramiento del animal doméstico maltratado, así como de todos aquellos que pudiera tener bajo su cuidado o resguardo el sujeto activo del delito, en estos casos, las asociaciones u organizaciones protectoras o dedicadas al cuidado de animales debidamente constituidas, podrán solicitar en cualquier momento al Ministerio Público o Juez correspondiente, su resguardo temporal y tendrán preferencia para obtener la posesión definitiva de los mismos por resolución judicial que así lo determine.



Las personas que resulten responsables por el delito de maltrato o crueldad hacia los animales, perderán todo derecho sobre los animales que hayan tenido bajo su custodia o resguardo.

Debido al reconocimiento de la crueldad hacia los animales como un paso potencialmente previo a la comisión de actos violentos hacia humanos, es nuestro deber como legisladores realizar acciones contundentes que a corto, mediano y largo plazo permitan avanzar hacia la disminución en los índices de violencia social.

“La apuesta legislativa, pedagógica y preventiva debe implicarnos a todos como ciudadanos y en especial a los formadores, a partir de la mayor sensibilidad que se va experimentando socialmente, integrando respeto hacia los animales, y que permite construir una capacidad crítica respecto del maltrato a estos seres en todas sus facetas, como camino idóneo para superar las graves situaciones que en la actualidad padecen los animales por la crueldad humana”.



Hoy en día, el derecho de los animales no es solo una corriente de pensamiento, sino un vasto movimiento social y en ocasiones no avanzar en más derechos puede ser reflejo de una opinión pública mal informada. Los derechos en general se regulan en las leyes cuando es necesario una tutela o protección especial.