Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Necesario salvar la Tierra con herramientas que le permitan revitalizarse

Especialistas en Bioremediación y Parmapicultura exhortan a la sociedad a concientizarse sobre el daño que se sufre el planeta

?ngeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 06/11/2012

alcalorpolitico.com

Los productos orgánicos son una alternativa sobre todo para mejorar la alimentación a nivel mundial. La bioremediación y permapicultura son técnicas que dan a la humanidad esperanza de sobrevivir, sobre todo para cambiar la manera de producir alimentos.

Durante la conferencia “Bioremediación utilizando la Agricultura Biodinámica y la Permapicultura como herramientas para recrear ambientes saludables”, integrantes del Agroecología para el desarrollo integral de Latinoamérica abordaron el problema al que se enfrenta no sólo la agricultura sino la producción mundial.

El investigador argentino, Oscar Perone, integrante de la Fundación Salvemos a las Abejas, señaló que la ecología de la agricultura ayuda a crear organismos autosuficientes, interactivos, dinámicos, diversos, dialécticos, con dos polos que no pueden separarse uno del otro y sensibles. Son herramientas prácticas que cuando se utilizan dan un proceso de sensibilización al ecosistema para identificar las necesidades del entorno y sus especies.

Precisó que es necesario tomar conciencia de lo que está sucediendo, sobre todo en cuanto a la forma de producir alimentos ya que se utilizan productos que degradan a los ecosistemas y producen efectos dañinos en los organismos, tanto humanos como naturales y animales.

“En el futuro, el planeta tierra no corre peligro, sin embargo, la especie sí; si se hacen los cambios necesarios y capaces de producir alimentos de otra forma, en el futuro se va a decir antes o después de Fukuoka, él inventó la manera de sembrar la tierra con bolitas de tierra”, señaló Perone.

Por su parte, Esteban Acosta Pereira, miembro del Movimiento de Agroecología Biodinámica de Costa Rica, mencionó que la agricultura se ve ahora como un bien de consumo, ha dejado su misticismo y conocimiento, para ser reprimida y basada en el concepto de industrialización, materialización y especialización.

Por ello es importante volver a los modelos de producción basados en el conocimiento y experiencias ancestrales, contextualizado en la realidad mundial actual. De ahí que las técnicas de bioremediación sean la solución

Del mismo modo, Acosta quien también es desarrollador de la agroecología biodinámica, afirmó que es totalmente necesario un cambio, ya que no existe justificación científica para transformar la agricultura. No obstante, el problema es que hay algo más allá afuera donde se utilizan productos que modifican los productos.

“Estamos totalmente engañados, creemos que la ciencia tiene todas las respuestas, pero no es así. Creemos que la medicina moderna tiene todas las herramientas para cuidar la salud, pero se debe procurar la sana alimentación sobre todo para prevenir padecimientos severos. Costa Rica es el primer lugar en utilización de agroquímicos, 51 por ciento, mientras que el segundo país utiliza 16 por ciento”.

Afirmó que cuando se afecta el ecosistema se afecta a la sociedad y a las generaciones futuras. El problema empieza en lo que se come, por eso hay que darse cuenta del poder social del acto político de consumo.

Tomó de ejemplo Costa Rica, donde hay un movimiento ecologista en fuerte lucha debido a que Monsanto, la empresa más grande de semillas, transgénicos, ha entrado al país, por ello manifiestan su negación a la utilización de semillas transgénicas e híbridas. Por ello desde la resistencia se dan a la tarea de hacer un acto creativo de hacer algo diferente, como sería salir a la finca a sembrar semillas criollas.

“Está en las manos de cada quien hacer el cambio, los apicultures no pueden transformar al mundo. La opción es diversificar, construir organismos que integren procesos para reciclar, reutilizar, valorar recursos, dar procesos naturales e insumos agropecuarios. La diversidad es una forma de integrarnos a la naturaleza. La agricultura biodinámica es una herramienta de transformación interna del ser humano”.

Es además una actividad práctica que permite vivir la vida espiritual y crecer porque existe una forma en que se aplica a lo material, en lo que los demás pueden ver, sentir e incluso comer.

“Dejen de fertilizar, construyan fertilidad de suelos. Tenemos que darnos cuenta que estamos aquí para ser humanos, para vivir, ver el mundo, esta herramienta nos permite disfrutar de la vida mientras trabajamos y hacemos algo para servir a los demás”, concluyó.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Salon de usos multiples
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Logros del segundo ao
  • Ipax