Ir a Menú

Ir a Contenido

Veracruz
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo

Ningún pro-abortista expone buenos argumentos para no aprobar iniciativa a favor de la vida

Como médico afirma que nunca atentaría contra la vida, pero se inclina por la educación sexual para evitar embarazos no deseados

09/05/2016

alcalorpolitico.com

Estimado director de alcalorpolitico.com,
 
Saludos cordiales,
 
Observaciones sobre la mal llamada "Ley antiaborto" del estado de Veracruz
 
- Aclaro antes de iniciar este texto que como médico siempre estaré del lado de la vida y me parece que no se puede legalizar un procedimiento que atenta contra ella. No hablo de criminalizarlo pero nunca autorizarlo. Primum non nocere (Primero no hacer daño) es el principio de la medicina y a menos que el feto sea inviable o esté muerto el aborto no puede considerarse una práctica terapéutica, toda vez que uno de los pacientes muere. Sin embargo dado que esto es más una cuestión de ética procuraré enfocarme a los hechos científicamente probados -
 
Ante la inminente aprobación por el Congreso del Estado de una ley que protege la vida del individuo desde la concepción no se hicieron esperar los reclamos de los grupos pro-abortistas que defienden el “derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo”.
 
Desgraciadamente no presentan más argumentos que atacar dicha resolución diciendo que se trata de una ley conservadora y fomentada por “la iglesia”. No escuchan ningún argumento que vaya contra su inamovible opinión y exigencia a abortar libremente si así lo desean.
 
Tristemente tanto la UV (dando una opinión que no necesariamente refleja la de la comunidad universitaria) como el senador José Yunes han considerado que esta ley violenta el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo y déjeme presentarle amable lector, aclarando que no soy creyente religioso y que mi vida profesional siempre se ha desarrollado en el área de la ciencias, los siguientes puntos:
 
1.- Los promotores del aborto basados en la “libre elección de la mujer” difícilmente han tomado un curso básico de embriología para poder dar una opinión con al menos fundamentos científicos básicos en cuanto al producto que se desarrolla en el útero de la mujer.
 
2.- Está demostrado científicamente que el embrión o feto (el nombre cambia según la edad gestacional pero nos referimos a lo mismo) NO es parte del cuerpo de la mujer, y esto es tan sencillo como hacer un análisis y corroborar que tiene su propio código genético diferente de la madre (hasta puede tener distinto tipo de sangre) y por tanto no es una parte propia que vaya a extirparse.
 
3.- Basado en el punto anterior y defendiendo yo mismo que “sólo la mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo” hay un 50% de probabilidades de que este embrión o feto sea del sexo femenino así que nadie, incluida la madre tiene derecho a decidir sobre el cuerpo de esta mujer en formación como para simplemente destruirlo. Y aunque fuera del sexo masculino, ¿no tenemos también derecho a decidir sobre nuestro cuerpo?
 
4.- Científicamente demostrado está también que en el momento que el espermatozoide fecunda al óvulo se crea una secuencia genética única que define ya, como un instructivo perfecto, cómo será la persona, el color de su piel, ojos, la estatura probable, coeficiente intelectual, un oído privilegiado para la música e incluso las enfermedades crónicas que podría tener y muchos otros factores. Por tanto al destruirlo estamos destruyendo un ser que no podrá repetirse, porque es prácticamente imposible que algún día se repita una secuencia genética idéntica y aunque así fuera sería un ser físicamente idéntico pero en realidad, una persona completamente distinta. Si no me cree, vea dos gemelos idénticos, su secuencia genética es similar pero son dos individuos distintos.
 
5. ¿Por qué entonces no promover métodos anticonceptivos para no llegar a este extremo? Exigir no sólo al gobierno el acceso a estos sino más bien a los padres educar a sus hijos para prevenir embarazos no deseados. No deje al gobierno lo que usted debe hacer. Bien reza una frase “En esta escuela se imparten conocimientos, los niños deben venir educados de casa”.
 
6. ¿Y si el embarazo viene de una violación? En este caso la discusión es más delicada y sin dejar de lado que al realizar un aborto se está eliminando a un individuo habría que ponderar en la situación si es el mal menor. No quiero por tanto dar una opinión al respecto porque presenta sin duda un dilema ético y legal muy complicado (y como no he tomado ningún curso básico de derecho no tengo bases sólidas para opinar).
 
Por ello, si usted es de las personas que promueven el aborto debería además de razonar estos puntos que vienen de un análisis científico y ético, no religioso ni moralista, que si este debate se hubiera dado hace (ponga su edad más 8 meses) y por las razones que usted guste su madre hubiera considerado interrumpir el embarazo, un servidor estaría protegiendo SU libertad a decidir sobre su propio cuerpo para que otra persona no le negara el derecho de existir. Esto para que tuviera la oportunidad de nacer y decidir estar aquí “defendiendo” los derechos de la mujer…
 
 
Atentamente
Jesús Omar Rodríguez R.
Tel (…)
 
 
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Seguimos trabajando
  • Ipax
  • Salon de usos multiples