Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

No hay cifras de ancianos objeto de despojo y abandono por parte de familiares en Veracruz

Los afectados no denuncian por no afectar a su familia

Araceli Cruz Morales Coatzacoalcos, Ver. 20/08/2011

alcalorpolitico.com

No hay cifras ni estadísticas de ancianitos que sufren abusos, maltratos, abandono y hasta despojo de parte de sus hijos o parientes debido a que no denuncian por temor a afectar a sus familiares, por lo que muchos callan afirmó la delegada estatal del Instituto Nacional de Protección al Adulto Mayor (INAPAM), Rita Margarita García López, quien dijo que aunado a ello, en la mayoría de los hogares se está perdiendo el respeto por los ancianitos, pues los ven como un bulto o un estorbo.

En ese tenor, la funcionaria estatal dijo que no sólo a nivel estatal sino nacional se están presentando cambios, tales como la pérdida de valores, sobre todo al adulto mayor, pues es el que más sufre de la falta de respeto de sus familiares, lo cual consideró necesario evitar en las nuevas generaciones.

“Nuestro estado o nuestro país diría yo, está sufriendo cambios muy importantes en este aspecto, se conservan menos los valores, se respeta menos al adulto mayor y uno de nuestros objetivos es fortalecer esos valores, esos objetivos que son parte de la nueva cultura del envejecimiento, que las nuevas generaciones aprendan a respetar a la generación de adultos mayores y que creen una nueva generación de adultos mayores”.

Uno de los principales problemas que hoy en día enfrentan los adultos mayores según García López, es que sufren de la falta de atención de sus familiares, llámese hijos o nietos quienes no les brindan calidez ni amor a los mismos pese a que los tienen ahí, en sus hogares.

Por ello hizo un llamado para que se acerquen a ellos y les prodiguen amor y cariño, pero sobre todo reconozcan el valor que cada uno tiene y no verlos como un estorbo.

“Hago un llamado a los hijos, a los nietos que se acerquen a ellos y que reconozcan ese valor en el adulto mayor, que tiene experiencia y que por lo tanto es el más influyente, y no nada más verlo como un objeto o un bulto que se encuentra allí”.

García López dijo que además de la falta de respeto, los ancianitos también sufren de maltrato físico y psicológico, y hasta de rechazo, pero no existen estadísticas fidedignas de ello, por lo que no es posible saber qué tan alto es el número de adultos mayores que sufren de situaciones de este tipo.

“No puedo hablar de estadísticas fidedignas sobre maltrato porque el adulto mayor no demanda de manera oficial, las demandas quedan silenciosas, el adulto mayor casi siempre se retracta porque el inculpado viene siendo un hijo, una hija o un familiar y al llamarles ante esta situación no quieren que les pase nada a sus hijos y mejor callan”.

En cuanto a los casos de abandono, resaltó que efectivamente sí sufren de éste, pero principalmente del abandono en casa “lo dejan en su mismo hogar”, pero tampoco no lo denuncian, por lo que no se puede integrar un expediente para hacerlo público.

Destacó que el problema más fuerte que enfrentan, es el del despojo, pues son el blanco perfecto de sus propios familiares, que les quitan sus propiedades, sin que nadie los pueda proteger de ello.

“Hay mucho despojo, independientemente del abandono, el adulto mayor sufre del despojo de sus propiedades y se queda sin nada, desprotegido aunque haya luchado toda su vida por tener un capital queda desprotegido y es parte de lo que nosotros tratamos de hacer, involucrar a la sociedad para ver una nueva forma de vida”.

Consideró que para que este tipo de situaciones no ocurran, los tres niveles de gobierno y la misma sociedad deben trabajar de la mano; participando, educando, concientizando, dando a conocer la cultura del envejecimiento, pero sobre todo “empezando por casa, cada uno de nosotros debe tener conciencia de ese adulto mayor que es parte valiosa e importante y si estamos bien con ese núcleo familiar, estaremos bien con los demás, finalizó.