Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

No hay maltratado para migrantes, asegura diputada federal Isela González

- Destaca que en Chiapas y Tabasco, ya no se observa que viajen en los vagones del tren

- En el caso de Veracruz, manifiesta que las autoridades no son quienes los agreden o maltratan

Miryam Rodr?guez Hern?ndez Orizaba, Ver. 22/03/2015

alcalorpolitico.com

Los migrantes son bien tratados en territorio mexicano, además el Plan Frontera Sur es bueno, aseveró la secretaria de la Comisión Ordinaria de Asuntos Frontera Sur-Sureste en la Cámara de Diputados Federales, Isela González Domínguez.

Al cuestionarle en referencia a las denuncias que han hecho en su momento defensores de derechos humanos como la Hermana Leticia Gutiérrez y el padre Alejandro Solalinde, quienes aseguran que los migrantes sufren de maltrato, la legisladora dijo que esto no es así:

“No es verdad. Esta comisión de la cual soy integrante nos reunimos en Tabasco con el gobernador y los integrantes de la Comisión Asuntos Frontera Sur Sureste analizamos los temas, lo mismo hicimos en Chiapas donde se van abrir los centros migratorios y observamos toda la ayuda que se les da”.

De hecho aseguró a Legisladora que como grupo legislativo viajó a Chiapas y Tabasco y comprobó el buen trato que reciben estas personas provenientes de Centroamérica, además dijo que se crearán accesos especiales donde se les brinde seguridad y atención médica.

Añadió la zona migrante en estados como Chiapas y Tabasco, ya no se observa que los estos viajen en los vagones del tren, esto ocurre porque estas personas ya llegan a las estaciones migratorias, “apenas fuimos y hablamos con personas de Honduras, El Salvador hasta cubanos había y les preguntamos sobre su atención y estos dijeron que es adecuada”.

Al cuestionarle sobre la situación que se vive en Veracruz, pues el Estado es señalado como el más violento para los indocumentados, acentuó que el gobierno del estado está pendiente del tema migratorio, además que las autoridades no son quienes cometen estas agresiones o violaciones a los derechos humanos del sector.