Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de lluvias
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Noche de matices en la azotea; se presentan artistas en el Festival Internacional Danza Extrema

- El espacio fue creado para impulsar la danza en Xalapa, en una época donde la gente ya no la veía: Director
- Con la propuesta “diálogos de percepción”, hay una interacción entre el artista y el espectador

Elisa Guadarrama Huerta Xalapa, Ver. 08/05/2013

alcalorpolitico.com

Se realizó en la azotea; la danza tuvo un espacio más durante la noche del martes 7 en el Festival Internacional Danza Extrema que acaba este 8 de mayo. Una noche donde cuatro figuras de diferentes estilos e impactos presentaron ante el público asistente sus interpretaciones de diversas piezas. Una noche de matices, con vivencias distintas y con cuatro creadores de formaciones distintas que compartieron con el público el trabajo que de manera personal han ido desempeñando en el mundo de las artes.
 
Con la presencia de Amada Domínguez, originaria de Los Tuxtlas, con una carrera fructífera en la danza al pertenecer a compañías como la de Marino, Lidia Romero, quien es la imagen del Festival. La bailadora presentó “A mi no me gusta el tango”,  coreografía de Alicia Sánchez, presenta una obra que plantea un personaje femenino aferrado a sus recuerdos, en estado de locura y decadencia. Se trata de un pasaje estilísticamente inspirado en paradigmas, que impulsa con lograda ironía la deformidad como crítica de la definición hegemónica del cuerpo, una obra que roza los límites entre el teatro y la danza.
 
Además se presentó Leticia Velazco con “Andando el camino”, una pieza que está centrada totalmente en el lenguaje corporal y en el uso de la música y el espacio. Y Víctor González, uno de los bailarines más jóvenes de la noche quien pertenece a la compañía José Limón en la ciudad de Nueva York, con una gran trayectoria y tradición de la técnica limón y el legado que se hizo de José Limón como mexicano en Nueva York, quien presentó “Traspasar”, una coreografía para solista que plantea cuestionamientos en torno a la felicidad, ¿qué es ser feliz?, ¿existe la felicidad?, ¿existe un camino para llegar a ella o son varios?, la obra muestra también al ser humano despojado de preguntas y expectativas, recorriendo rutas, duelos, algunas veces de manera ansioso, un personaje que en escena se desgarra en lo que es una representación muy atinada de los vaivenes del ser humano al vivir la vida.
 
Por su parte, Luis Villanueva innovó el espacio con “Ken, ¿ser o no ser reciclable?, donde el cuerpo como materia de segunda mano, también se produce, mercadea, y es modificable, y resulta difícil comprender cuál es la verdadera necesidad o deseo, identificar la despersonalización, la autocensura y al no ser el prototipo ideal social, dejar de ser un producto vendible, y comenzar a ser una imagen con alma.
 
El director general del Festival Internacional Danza Extrema y de la compañía de Danza Ángulo Alterno, Alonso Alarcón, platicó previamente al espectáculo nocturno del surgimiento del Festival que nació hace 9 años.
 
“Para crear un espacio permanente para la danza, comenzamos a traer grupos de otros países como de Japón, Estados Unidos y Latinoamérica, para mostrar el trabajo de una compañía que hace contemporáneo, además de crear una plataforma nueva para nuevos creadores, compañías y hasta nuevos festivales”.
 
Como compañía, dice, buscaron crear el Festival como una plataforma para el arte contemporáneo y también para crear nuevos públicos, “porque nos enfrentamos a que éramos una compañía de danza en un lugar donde la gente no veía danza, donde los esfuerzos de la Universidad Veracruzana no eran suficientes, porque solamente contábamos con los llamados “miércoles de danza”, que se presentaba en una sala chica y con funciones para 15 ó 20 personas, para una producción que se había creado con un año de anticipación, así que fue una manera de empezar a enrolar distintos públicos a la danza”, de ahí el nombre de “Danza Extrema”, porque fue en 2005 cuando la bailarina, Guadalupe Barrientos, entró como directora de la Facultad de Danza en la UV y realizó muchas reformas, entonces en un esfuerzo paralelo impulsaron la evolución de la danza y el crecimiento del movimiento en Xalapa.
 
Explica que han hecho intercambios con países como: Brasil, Chile, Alemania, República Checa, apoyando a danzantes para presentarse en concursos internacionales.
 
Dentro de las actividades como compañía, Alonso Alarcón, explica que tienen los círculos llamados “diálogos de percepción”, que es una escuela del espectador, un espacio que crearon en donde el público interactúa con los creadores, “una ventana donde están los coreógrafos, bailarines; los autores de las piezas, para escuchar al público sobre lo que vio y sintió al momento en que observó el espectáculo del artista”.  Es un intercambio directo con la gente, además de la danza apunta el Director.
 
Esta noche concluye el Festival, en punto de las 20:00 se puede asistir al edificio que alberga sus instalaciones en la avenida Miguel Alemán número 15, para presenciar el trabajo de Magdalena Brezzo con “Caperucita Wolf”.
  • Toca cuidarse
  • Ipax
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado