Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de lluvias
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

En Veracruz Puerto

Por ignorar alto, policías mataron a joven, acusa familia; amenazan a testigos

- Jonathan Antonio N. F. no murió por balazo accidental mientras lo “ayudaban”, le dispararon adrede
- Confirman que hay un detenido; temen sea liberado si nadie atestigua

Wilber Vzquez Veracruz, Ver. 02/07/2020

alcalorpolitico.com

“¡Yo quiero justicia para mi hijo, por favor! ¡No es justo lo que le hicieron!”, grita ahogada en llanto la madre de Jonathan, quien murió la tarde del pasado martes tras ser perseguido por policías en el fraccionamiento Colinas de Santa Fe, en la ciudad de Veracruz

Aunque se reportó que el joven de 27 años murió a causa de un disparo accidental, su familia ahora acusa que lo balearon adrede por la espalda, sólo por no atender una orden de alto que le hicieran cuando circulaba a bordo de su motocicleta. El arma, según se informó, la accionó un policía municipal.

“¡La policía le quito la vida a mi nieto! ¡Queremos justicia, que ya se acabe esto de los malos policías! Vean el sufrimiento de su madre y de su padre. Esos que lo mataron dejaron a dos niños sin su padre. ¡Qué gente tan infame que no se tienta el corazón, aquí en Veracruz no se hace justicia!”, expresó la abuela de Jonathan durante el velorio, tras viajar desde Oaxaca al enterarse de la muerte.

Fue en la calle San Luciano, entre San Joaquín y Santa Bárbara, donde el joven terminó tirado, todavía vivo, a metros de su moto, tras derrapar durante la persecución debido a un tope.

Cuatro menores de edad, de entre 17 y 10 años de edad, que alrededor de las 19:30 horas jugaban cerca del lugar de los hechos, aseguran haber presenciado lo ocurrido.
 
Afirman que escucharon el golpe del derrape así como el sonido de un “cuete”, casi al mismo tiempo.
 
Jonathan Antonio N. F., trabajaba en la Gasera Mabarak, ubicada en la colonia Chalchihuecan.

Aunque no vivía por la zona donde perdió la vida, frecuentaba el lugar lugares por su novia y era conocido por varios vecinos al ser él quien le repartía tanques de gas desde hace ya más de un año.

Autoridades lo asesinaron y ahora amenazan

La familia afirma que fue inventada la versión de que un policía disparó accidentalmente cuando intentaban auxiliarlo tras derrapar. Al gasero, denunciaron públicamente, lo mataron a sangre fría por la espalda, a escasos 20 pasos de distancia.
 
“Me dijo un testigo ocular que lo venían siguiendo y que él gritó a media calle: ‘Ayúdenme, que me van a matar’ y aceleró su moto. Lo persiguieron, lo acorralaron. Él se cayó de la moto en un tope y después quiso correr porque se asustó y quién no se va asustar con tanta patrulla y todos apuntando”.

“Se levantó queriendo refugiarse en una casa; al intentarlo, se oyó la detonación del tiro que le pegaron. Ahí donde cayó, toda la cuadra vio pero lamentablemente, lo que le pasó a mi hijo le va a pasar a la gente que hable, los amenazaron”, dijo Marco Antonio, padre del joven.

El padre explicó que sin saber nada sobre lo ocurrido, fue por Jonathan a la Unidad Médica de Alta Especialidad número 14 del IMSS, donde le permitieron pasar a verlo, siendo abordado por un elemento ministerial.

“Me saludó ofreciendo: ‘Te pago todo, nosotros estamos para apoyarte pero queremos saber qué sabes’. Y les dije que nada, a lo que me contestó: ‘No te preocupes, aquí se te va a pagar todo’”.

Marco Antonio se sorprendió por la actitud del personal de la Fiscalía General del Estado, pues realmente no sabía nada.
 
“Fueron varios pasos los que caminó (Jonathan) después de caerse de la moto; lo sé porque me enseñaron. Mira, aquí se cayó, aquí avanzó y aquí murió, así fue como me enseñaron. Le dije: ‘¿si me ayudaría a atestiguar?’ y me dijo que no”.

“Las personas que estuvieron y viven por la calle ya fueron amenazadas, los están vigilando. Querían atestiguar pero ya llegaron con ellos y les dijeron que más les vale que se queden callados, sus palabras fueron: 'Calladita te ves más bonita'”, dijo.

Hay un detenido; temen su liberación

En la visita al sitio donde cayó Jonathan, una familia que vive cerca y que prefirió guardar el anonimato, refiere que escucharon el disparo y prefirieron no salir al instante.

Hasta que se animaron a asomarse, vieron 4 o 5 policías rodeando al chico que yacía tirado en la banqueta, con sangre saliéndole por la boca y nariz.
 
Jonathan viajaba sin casco cuando pretendía burlar a los policías. Pero el padre, acompañado de los pocos que asistieron al velorio, concuerdan por versiones de testigos que no lo mató un golpe en la cabeza, sino el balazo: un impacto por la espalda que le perforó el pulmón.

La patrulla involucrada es la marcada con el número P117, perteneciente a la Policía Municipal de Veracruz.

A decir del padre y videos que mantiene bajo su poder que grabaron testigos, sería un elemento de esta corporación quien habría accionado su arma contra Jonathan de manera deliberada y lo que le causaría la muerte horas después al joven gasero.

El padre asistió a la Fiscalía y señala que le confirmaron que tienen detenido a un sospechoso por lo sucedido y que es un oficial pero le dijeron que si no presentaba declaración de testigos, sería puesto en libertad este mismo jueves.

Ahora la familia pide justicia por Jonathan Antonio y esperan ayuda para sus dos hijos, de 8 y 9 años de edad, que se quedan al cuidado de la madre.
 
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Temporada de lluvias
  • Salon de usos multiples
  • Ipax