Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac
Expertos del Instituto de Investigaciones M?dico-Biol?gicas

Obesidad provoca hipertensión, diabetes y afecta el sistema cardiovascular: UV

- Causa también enfermedades hepáticas y cirrosis, entre otras - Existen 30 millones de adultos mexicanos con sobrepeso y obesidad: Encuesta Nacional de Salud 2000

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver. 26/07/2008

alcalorpolitico.com

La obesidad, podría no sólo representar un riesgo para el sistema cardiovascular de una persona, sino que la haría más propensa a sufrir de enfermedades hepáticas graves, como el hígado graso y la cirrosis.

Según un estudio realizado por expertos del Instituto de Investigaciones Médico-Biológicas de la Universidad Veracruzana (UV), la obesidad no sólo es causa principal de un conjunto de padecimientos –llamado síndrome metabólico– que incluye la hipertensión y la diabetes.

La investigación titulada “Routine Liver Biopsy to screen for Non-Alcoholic Fatty Liver Disease”, de los investigadores Federico Roesch Dietlen, José María Remes Troche, Alfonso Pérez Morales, Antonio Ramos de la Medina y Silvia Cid Juárez, se efectuó en 95 pacientes a los que se sometió a cirugía para extirparles cálculos biliares.

Tras realizar biopsias del tejido hepático, los expertos hallaron que 55 por ciento de ellos presentaban, sin ningún antecedente o síntoma, una condición grave llamada hígado graso no alcohólico.

Este porcentaje de pacientes también sufrían del síndrome metabólico, caracterizado por obesidad, hipertensión, diabetes y dislipidemia (elevados niveles de colesterol).

Para José María Remes Troche, el principal factor de riesgo del síndrome la precisamente la obesidad.

“La importancia de esta investigación es que hallamos que la obesidad no sólo va a afectar al paciente en el aspecto cardiovascular, sino que tenemos información de que existe una probabilidad de 50 por ciento de que se desarrolle la enfermedad”.

De acuerdo con la Asociación Americana para el Estudio de las Enfermedades Hepáticas, se diagnostica HGNA cuando existe una acumulación de grasa en el hígado mayor a 10 por ciento de su peso.

El daño que produce este padecimiento, también llamado esteatosis, puede llegar a desembocar en una fibrosis avanzada y cirrosis, enfermedad crónica e irreversible que es la quinta causa de muerte en nuestro país, desde 1990.

Presentada recientemente en el Congreso Americano de Gastroenterología y Cirugía, esta investigación constituye el primer trabajo a nivel mundial que establece una relación entre obesidad y problemas hepáticos.

Y considerando que la obesidad tiene actualmente un comportamiento epidémico en México y en el mundo, resulta lógico para los investigadores pensar que en los próximos 20 años aumentarán significativamente los casos de HGNA y cirrosis.

“Por ejemplo, si consideramos que según la Encuesta Nacional de Salud 2000 existen 30 millones de adultos mexicanos con sobrepeso y obesidad, es probable que cerca de 24 millones de adultos tengan HGNA”.

Para el investigador, de continuar en un futuro esta tendencia, la principal causa de cirrosis en México no estará asociada al consumo de alcohol o a los virus de la hepatitis B y C sino al hígado graso, por lo que es de vital importancia implementar nuevas medidas para combatir el exceso de peso de la población mexicana.