Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Ofrece disculpas al músico que se ofendió con su carta, el ruido es de las tiendas

Se refería a los comercios con sus bocinas, los del gas y los del agua, son los que molestan día a día con su estruendo

13/04/2012

alcalorpolitico.com

Hola, muy buenas noches:

Acabo de leer una nota que mandó un joven músico. Sólo quiero ofrecerle disculpas si se ofendió; pero quiero que quede claro que yo jamás dije que la música era ruido, no en la manera en la que él lo hace ver. Tengo varios amigos músicos que forman parte de la Orquesta Sinfónica de Xalapa y de la Orquesta Juvenil. He vivido en ciudades europeas por más de 3 años; conozco muy bien la cultura de la que él habla: jamás fue mi intención insultarlos de ninguna manera, pues amo la música profundamente.

Mi queja se refería a las tiendas que la usan a un estruendoso volumen que sobrepasa las notas de un instrumento musical, pues lejos de amenizar un ambiente molestan a la gente.

Quisiera que el joven que mandó la nota me conteste un par de preguntas. La primera: ¿Está usted a favor de la música que las tiendas a las que en mi carta me refiero emiten? La segunda: ¿Ha leído usted lo que yo he escrito?.

En ningún momento le he llamado a usted ni a los que tocan marimba y demás en la calle de Enríquez “limosnero”... y creo que la otra mujer que envió su carta tampoco lo dice de esa manera.

Mi incomodidad es para con las tiendas o prestadores de servicios (gas, agua embotellada, etcétera) que lo usan como publicidad de calle en calle, así como aquellos candidatos que lo usan en sus campañas, pues como lo menciono antes, una cosa muy diferente es lo que usted hace, pues admiro su trabajo aún sin conocerlo, dado que es algo que hace todo lo contrario a lo de estas tiendas.

Ya quisiera yo despertar con música instrumental todas las mañanas; pero por el contrario me levanto con el del gas seguido por el del agua...

Espero publiquen esta nota, espero que usted que se ofendió, la lea y sepa de mi más sincero corazón que la cosa no es como usted la entendió.

Gracias por leerme y por su labor cultural.

Saludos

Atentamente
Angie Anglada