Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Pacientes del IMSS acusan “viacrucis” en traslados, por pésimo estado de vehículos

- Derechohabiente denunció que en traslado de Coatza a Veracruz autobús se quedó varado por varias horas

- Además, los choferes son groseros y pese a que viajan varios enfermos, no los dejan usar los sanitarios

Elizabeth Avia Coatzacoalcos, Ver. 06/08/2018

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Usuarios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) relataron el viacrucis que sufren cuando tienen que recibir atención médica fuera de la ciudad y son trasladados por la institución a otros municipios.

La señora Vicky Azuara relató que los vehículos en los que son llevados los enfermos para realizarse operaciones o chequeos médicos están en pésimo estado; además de que los choferes son groseros e incluso les niegan el uso de los sanitarios.

Asimismo, reveló que en ocasiones los autobuses se quedan varados a media carretera, dejando en latente peligro a los enfermos.



“La semana pasada tuve que ir a Veracruz porque me operaron del oído, el vehículo estaba en malas condiciones, tan es así que de regreso el chofer se tuvo que parar porque dijo que una banda estaba floja y que no se arriesgaría a tener un accidente. El camión de repuesto llegó muchas horas después. En espera y sobre la carretera estaban adultos mayores, personas enfermas que son vulnerables. Yo hice una transmisión en vivo en mis redes sociales para denunciar la situación y cuando por fin arrancó el otro vehículo el chofer no me permitió entrar al baño diciendo que no funcionaba, creo que fue en represalia, pero después de dos horas de aguantarme me dijo que siempre sí servía y que ya podía ocuparlo”, agregó.

La afectada hizo un llamado a las autoridades del IMSS para que más allá de enviar vehículos que tengan las condiciones para transportar a los enfermos, los choferes sean capacitados para tratar de forma humana a quienes trasladan.

Por otro lado, recordó que los viáticos no son pagados en tiempo y forma y cuando por fin se cubren éstos no representan la cantidad real que el paciente invirtió por trasladarse a recibir el servicio médico a otras ciudades.



“De lo mío deben ser como 600 pesos, pero hay personas a las que les deben más y otras que gastan muchísimo más y no les pagan lo que es, sólo pagan 80 pesos de comida por persona, sin contar al acompañante y de los taxis que uno ocupa ni se diga”, expresó.

Otra situación que evidenció fue que cuando son trasladados a otros municipios para mayor atención, los médicos de aquellas sedes no cuentan con los expedientes a la mano y los hacen esperar varias horas.

Doña Vicky lamentó que pese a que los trabajadores aportan sus pagos, son tratados de tal forma que parece que les están haciendo un favor y no dando un servicio.