Ir a Menú

Ir a Contenido

Conduce responsablemente
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

Padres de familia obstruyen iniciativa de eliminar comida chatarra en escuelas

- Ellos mismos les ponen golosinas a los menores en sus loncheras

Raquel Lezama Palma Boca del R?o, Ver. 11/01/2011

alcalorpolitico.com

Aunque el propósito es tener comida saludable en las escuelas, los estudiantes aún llevan chatarra en sus loncheras.

Y es que el objetivo de las autoridades federales de suspender la venta de comida poco nutritiva a los niños en las escuelas se ve obstaculizada por los propios padres de familia, quienes aun les ponen comida con pocos nutrimentos a sus hijos. 

A pesar de que, a partir del lunes 10 de enero todas las escuelas de México implementaron los lineamientos para la venta y distribución de alimentos y bebidas, el cambio de comida no ha sido nada fácil para los niños, así que las cooperativas tratan de acostumbrarlos poco a poco.

“Nos piden eliminar algunos productos, sobre todo aquellos que contienen demasiada grasa; erradicar el refresco que, aunque es alto el consumo, aumenta la obesidad en los niños y eso es lo que la Secretaría está tratando de eliminar. Nosotros teníamos venta de volovanes y la tuvimos que eliminar, cambiándola por baguettes de pollo”, mencionó Yaneli Cruz García, subdirectora de la Escuela Primaria Gómez Morín.

Así que para que los niños no sientan el cambio de forma drástica, las cooperativas de las escuelas empezaron por cambiar los refrescos por aguas naturales y a vender comida sana, como frutas.

“Hemos decidido traer sólo comida sana: fruta; jugos de naranja, agua natural, jícama rayada y pepino. Dulces y chocolates también se pueden vender, pero en cantidades mínimas. Si observan, un niño ya no compra dos o tres golosinas; se come su desayuno y, si le quedó un peso o dos, viene por un dulce”, subrayó Angelina Cruz González, encargada de la cooperativa escolar.

Sin embargo, cuando la chicharra suena y los niños salen al recreo es más difícil controlar lo que comen porque, muchas veces, el hábito viene de casa. Sólo el 30 por ciento de los alumnos lleva su lonchera de comida.

“Yo traigo en mi lonchera un negrito y una lechita, aunque a veces mi mamá me pone hot dog o huevos”, dijo Emiliano Díaz, estudiante de primaria.

Veracruz ocupa uno de los primeros lugares con mayor cantidad de niños obesos, por lo que las autoridades escolares están preocupadas por disminuir el sobrepeso, tratando de cambiar los hábitos alimenticios.
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Conduce responsablemente
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado