Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Para católicos, está prohibido echar cenizas de difuntos al mar

El padre Víctor Díaz dijo que la cremación no está prohibida pero sí tratar los restos sin respeto

Alejandro vila Veracruz, Ver. 02/11/2018

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
El vocero de la Diócesis de Veracruz, Víctor Manuel Díaz Mendoza, señaló que la Iglesia Católica no prohíbe que un cuerpo sea cremado por desprecio, pero sí que las cenizas sean arrojadas al mar.

Previo a la misa ofrecida en el Panteón Municipal en honor a los Fieles Difuntos, acusó que es una costumbre muy común de personas de la Ciudad de México a las que les expresa la negativa de Iglesia ante esa acción.

Explicó que la Iglesia Católica no prohíbe la cremación, siempre y cuando los restos sean colocados en un lugar de respeto, como los cementerios, y si acaso deciden los familiares tenerlos en su hogar, que el espacio destinado sea el adecuado, por ejemplo, donde se reúna la familia a orar.



"La cremación puede hacerse, se permite, siempre y cuando no sea que el cuerpo sea cremado como una forma de desprecio, (...). Lo mismo está prohibido echar las cenizas al mar, más bien recomienda la Iglesia que se depositen en un lugar para orar.

"Está bien que volvamos a ser polvo, porque salimos del polvo, pero no es bueno porque es un aspecto de desprecio también arrojarlos al mar por mucho que los difuntos quieran. Yo les digo, la gente de México viene y ¿qué culpa tenemos nosotros que comemos el pescado fresco y que vengas a tirar eso aquí?", dijo.

En otro asunto y para finalizar, dijo que si bien el primer domingo de cada mes se pide en oración por las víctimas de desaparición forzada, en este día también se les recuerda a ellos y se pide por sus familiares que viven a la expectativa de si sus seres queridos aún están con vida.



Al respecto, mencionó con beneplácito que las autoridades les den la oportunidad de ingresar a los lugares donde hay indicios de restos humanos, para que puedan trabajar en la búsqueda de sus familiares.