Ir a Menú

Ir a Contenido

La Cima

Sección: Estado de Veracruz

Para variar, tercer y último debate se convirtió en “ring” de los presidenciables

Anaya, AMLO y Meade utilizaron su participación para acusarse entre ellos 

José Topete Xalapa, Ver. 12/06/2018

alcalorpolitico.com

El tercer y último debate presidencial organizado por el INE en el Gran Museo del Mundo Maya de Mérida, Yucatán, tuvo varios encaramientos entre los candidatos a la presidencia, además uno de los aspirantes se dijo perseguido porque anunció que meterá a la cárcel a Enrique Peña Nieto.
 
El panista Ricardo Anaya arremetió en varias ocasiones en contra de Andrés Manuel López Obrador, al igual que José Antonio Meade, sin embargo, el morenista se dedicó a minimizarlo y criticar especialmente al candidato del PRI-PVEM.
 
Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente a la Presidencia, aprovechó para afirmar que ha sido blanco de una campaña “brutal de ataques, de mentiras, de infamias”.
 
“Por una razón simple, porque me atreví a decir que si soy presidente de México habrá una fiscalía autónoma que investigue al presidente Enrique Peña Nieto y su participación en los escándalos del sexenio, incluyendo Ayotzinapa”, acusó.
 
Crecimiento económico, pobreza y desigualdad
 
En este segmento, candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade aprovechó para desearle a la Selección Mexicana de futbol “la mejor de las suertes” y aprovechó para afirmar que la fórmula de López Obrador de ir contra la corrupción ya se ha visto en muchos países, “con un mismo desenlace ruinoso para sus economías”.
 
Durante esta ronda también mostró un estuche de película con el título "La gran depresión", la cual, dijo, verá López Obrador en su rancho cuando pierda la elección.
 
El candidato de “Juntos haremos historia” había asegurado que no aumentaría los impuestos en términos reales, ni la deuda, que no habría gasolinazos y arremetió contra Meade, apuntando que en México no ha habido un crecimiento importante durante el periodo neoliberal, en el que su adversario ha estado participando.
 
Además, ironizó que Anaya y Meade afirmen que no habrá gasolinazos o reducirán el precio de la gasolina, calificándolos como autores de esta medida.
 
Por su parte, Anaya aclaró que como diputado votó en contra del incremento del precio de la gasolina y mostró una imagen de López Obrador con el ingeniero osé María Riobóo Martín, acusando que este compitió para participar en el proyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y cuando perdió se opuso al proyecto.
 
Además, según al panista López Obrador le entregó varios contratos por 170 millones de pesos cuando fue jefe de Gobierno, a lo que López Obrador le respondió que no era corrupto como él.
 
“¿Si te muestro los contratos renuncias a la candidatura?”, replicó el panista al morenista, pero este rechazó su ofrecimiento insistiendo en que no es corrupto como él.
 
Posteriormente Anaya mostró una hoja con una dirección en internet en la que aseguró que se encuentran los contratos que otorgó el morenista a Riobóo.
 
López Obrador aseveró que no tiene la culpa de que Anaya y Meade estén empatados “hasta abajo” y piensen que en el debate podrían remontar los 30 puntos que les lleva.
 
Por su parte, el candidato independiente, Jaime Rodríguez Calderón, se dijo divertido con sus tres contrincantes, pidiéndole a López Obrador darle un beso a Anaya ya que México necesita de la unidad de todos y no de los pleitos.
 
Además ,los calificó de ser la “tercia maldita” que destruyó a México, aseverando que de llegar al poder se acabará el financiamiento público a los partidos políticos y que en Nuevo León "ya no existe" la pobreza extrema” luego de eliminar el asistencialismo y fomentar la inversión mediante incentivos.
 
Educación Ciencia y tecnología
 
En este tema, nuevamente López Obrador fue el más criticado, sobre todo por su supuesta cercanía con Elba Esther Gordillo.
 
Sin embargo, el morenista anunció que cancelará la reforma educativa optando por “defender” a los maestros de ese mecanismo de represión y aseverando que el único que vende plazas es el Secretario de Educación, que es de la mafia del poder.
 
“Ese vendió la plaza de toros de Aguascalientes cuando fue Gobernador. Los maestros no venden plazas, ya basta”, argumentó el candidato ante los señalamientos de que se mantendrá el esquema de venta de plazas en el sector educativo de llegar al poder.
 
Este tema provocó diferencias entre los candidatos presidenciales.
 
Jaime Rodríguez Calderón preguntó a López Obrador si traía una foto de Elba Esther Gordillo en la cartera, a lo que el morenista respondió que hoy no la llevaba consigo.
 
Por su parte, Anaya acusó a López Obrador de perdonar a Gordillo, Manuel Bartlett y Peña Nieto, en su obsesión por el poder.
 
"Te convertiste en lo que tanto cuestionabas, perdonar la corrupción no es cambio, ya no representas el cambio", le reiteró Anaya.
 
El abanderado de Todos por México, José Antonio Meade, advirtió que cancelarla significaría "cancelar el futuro de las y los niños".
 
"Para ser muy claro, cancelar la reforma educativa implica cancelar el futuro de tus hijos, implica echar a la borda la posibilidad de que aprendan inglés", afirmó en el tercer debate.
 
En una réplica Anaya también atacó al candidato del PRI-PVEM, afirmando que Meade está implicado directamente en el escándalo de Odebrecht y que tanto él como Peña Nieto enfrentarán a la justicia de llegar al cargo.
 
En una de sus réplicas Meade afirmó que el socio de Odebrecht en México es la familia Jiménez Espriú y que AMLO propuso a uno de sus miembros, Javier Jiménez Espriú, como titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
 
Salud, desarrollo sustentable y cambio climático
 
Nuevamente en este segmento Ricardo Anaya acusó a López Obrador de pactar con Enrique Peña Nieto, pero el morenista reviró que al menos se encontró con el 6 veces, a diferencia de él que solo lo vio en los debates de hace 6 años.
 
El panista agregó que AMLO y Peña Nieto enfrentarán la justicia si llega a la Presidencia.
 
En cuanto al uso de las energías, López Obrador propuso subvencionar las gasolinas, que son más caras en México que en Estados Unidos o Guatemala, que ni siquiera tiene petróleo, ya que se ha abandonado la industria petroquímica que proponer reconstruir.
 
Al respecto, José Antonio Meade dijo que no se puede subvencionar porque no alcanza el presupuesto para esa medida.
 
Además, criticó que López Obrador pretenda eliminar el Seguro Popular cuando él trae de Miami a su médico particular.
 
“Mientras les quiere quitar el Seguro Popular, se trae a su médico de Miami”.
 
Irónicamente en su última participación, Anaya dijo que no se trata de votar por lo que divide al país, sino de votar por lo que une a los mexicanos.
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • La Parroquia Xalapa