Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: V?a Correo Electr?nico

Perote seguro

Arturo Reyes Gonz?lez Xalapa, Ver. 20/03/2012

alcalorpolitico.com

La última vez que tuve la oportunidad de escuchar al joven alcalde de Perote, Juan Manuel Velázquez Yunes, fue a finales de enero de este año, en el cumpleaños que tradicionalmente festeja en su domicilio particular el periodista Filiberto Vargas.

Rodeado por un pequeño grupo de amigos, recuerdo bien que alguien comentaba la situación de inseguridad que preocupa a muchos en el estado, por lo que el munícipe relató hechos e ideas referentes a su zona, preocupaciones también acerca de la situación que en ese momento guardaba su municipio.

Amenazas a través de correos electrónicos y a su celular, llamadas al comandante para intimidarlo, supuestas cartas para ofrecer negocios ilícitos, hasta un robo a las oficinas del Ayuntamiento, todo lo que después fue aclarado con la detención de los responsables. Esa era parte de la tarea que debía enfrentar todos los días, además de cumplir con el trabajo cotidiano administrativo.

Pequeño en cuanto a presupuesto, pero grande en cuanto a ubicación y necesidades, sin quejarse de nadie en especial, compartía en abierto el hecho de contar con poco personal de seguridad, lo limitado del armamento, de las unidades de transporte, de lo complicado que puede resultar ser el municipio limítrofe con el estado de Puebla, la puerta de Veracruz hacia el centro del país, y lo difícil de su orografía.

Pero lo que más me agradó, según platicó, fue que no se quedó ahí –se advertía que no lo hacía para presumir, se notaba en su rostro–, pues de inmediato pasó a los hechos, vamos a comprar patrullas, motos, armas, de las nuevas, de las mejores, “estamos gestionando, lo vamos a concretar a la brevedad, hasta un C4 nos vamos a llevar a Perote”, fueron sus palabras, sin dejar de reconocer el respaldo que para todo le ha brindado el diputado federal ahora con licencia José Yunes Zorrilla.

Como suele suceder, varios nos quedamos con una expresión en el rostro de ¡qué bueno!, ¡ojalá, por los peroteños! Comió un par de bocadillos y se retiró para regresar a la tierra de la papa y de La Fortaleza en medio de una tarde fría y lluviosa.

Semanas después, leí con agrado que el pasado 13 de marzo el mismo Secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, acudió para acompañar al alcalde a realizar la primera de varias entregas de parque vehicular y equipo a la dirección de policía preventiva municipal.

En el evento fueron entregadas 12 motocicletas-patrullas, 1 camioneta de policía, 3 tsurus patrulla, 1 choche para tránsito, 10 bicicletas para policías, 12 armas largas, 12 armas cortas, 115 uniformes y equipos antimotines. Caray, para ser una primera entrega, parece muy provechosa.

Pero además, este 19 de marzo, hace apenas unos días atrás, fue el mismo Juan Manuel quien compartió la noticia de la próxima instalación de un subcentro C3 en Perote, miembro de la red de subcentros del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo C4, mejor conocido por muchos veracruzanos como el 066, que servirá de refuerzo al ya instalado en Martínez de la Torre, para consolidar la seguridad tanto de los peroteños como del territorio de Veracruz con los milites de Puebla y Tlaxcala.

Para esto, ya los ayuntamientos de Atzalan, Las Vigas, Altotonga, Villa Aldama y, por supuesto, Perote se coordinan para poder destinar fondos a la construcción del inmueble, mientras que la SSP se encargará del equipamiento y capacitación.

Es entonces digno de reconocer los logros alcanzados en un muy corto tiempo, pero sobre todo en un tema primario para todos, como lo es el de la seguridad.

Para ser sincero, creo que varios de los que lo escuchamos aquella tarde, pensamos que, como suele suceder, a Juan Manuel le ganaría el tiempo y no alcanzaría a concretar todas sus metas, no por desidia, sino por lo engorroso y lento que pueden resultar algunas gestiones.

Pero Juan lo logró, en hora buena, excelente que haya pasado del planteamiento a los hechos y que siga así.

Ojalá que cada vez sean más los alcaldes que mantengan esa línea de trabajo.

Juan puede estar satisfecho del éxito de sus gestiones, ya no pasó de noche por la alcaldía de su tierra natal; le queda todavía la mitad de su mandato para consolidar su plan de trabajo y su visión y liderazgo.

[email protected]