Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Personas defraudadas se manifestaron afuera del Palacio de Gobierno, este martes

Exigen que la Caja de Ahorro "Juntos Unidos Venceremos" les pague $3 millones que les robó hace casi 8 años

Ariadna Lezama Palma Xalapa, Ver. 14/04/2015

alcalorpolitico.com

Un grupo de 30 personas defraudadas por la Caja de Ahorro "Juntos Unidos Venceremos", se manifestó afuera del Palacio de Gobierno tomando un carril de la calle Enríquez.

Exigían la intervención del Gobierno del Estado para que dicha empresa les pague lo que presuntamente robó a cientos de personas que estaban ahorrando para adquirir una vivienda.

El monto total de lo defraudado es de tres millones de pesos y, a ocho años, no ha sucedido nada, no han sido castigados ni les han devuelto el dinero.



"Nos defraudaron un dinero que ahorramos porque nos prometieron una vivienda y eso estamos reclamando, en total son 3 millones de pesos y la cantidad varía por persona, esto tiene ya ocho años", dijo Oralia Nava, ahorradora defraudada.

Comentó que los afectados son de diferentes municipios del Estado dado que esta ahorradora se presentaba en las ciudades prometiendo vivienda a través de un ahorro y la gente iba aportando lo que podía, de tal forma que las cantidades que se robaron por cada uno de los afectados es diferente, tan sólo en su caso le quitaron 50 mil pesos que quiere recuperar.

"Ahorita somos 30 los que estamos peleando ahorita, somos de diferentes lugares como Orizaba, Perote, Coatepec, Teocelo y otros; es la Caja Cooperativa Juntos Organizados Venceremos (...) se iba ahorrando, era un ahorro mensual, ahorraba lo que podía uno de 200 a 300, hasta que juntamos una buena cantidad, pero se lo llevaron y a la fecha no se ha hecho nada".



Están desesperados porque a ocho años no hay respuesta de las autoridades estatales y les urge recuperar su dinero para invertirlo en lo que tenían planeado, pues hay casos en los que la cantidad es superior a los 100 mil pesos y al no regresárselos perdieron recursos que pensaban invertir en un patrimonio.