Ir a Menú

Ir a Contenido

Alerta de violencia de genero
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

Pese a las probadas extorsiones del oficial de Tránsito de Xalapa, número 1009, éste sigue laborando

-Lo detuvo argumentando que estaba ebrio; pidió entonces que la prueba del alcoholímetro se la hicieran a ambos, porque el ebrio era el agente

Xalapa, Ver. 01/02/2011

alcalorpolitico.com

Estimado Psic. Joaquín Rosas Garcés

Una vez más puedo leer que éste sujeto Rogelio Luna Ávila, con número de agente 1009 continúa trabajando para el municipio de Xalapa.
Es impresionante que una persona tan prepotente, ignorante de las leyes, déspota y abusivo se escude bajo un uniforme para poder así continuar beneficiándose de la ciudadanía.

Leo el comentario de Marcela Morales y me remoto al 13 de agosto del año pasado, día en el que éste mismo sujeto, estando él bajo la influencia del alcohol, me detuvo a la altura de la galería del estado por haberme pasado la luz verde, nada más y nada menos que en la esquina de Morelos y Diego Leño.

Pero ¿Cómo me di cuenta de su condición? Pues muy fácil, en primer lugar el señor en cuanto abría la boca, únicamente salía un olor impresionantemente fuerte a alcohol; en segundo lugar, los ojos se le iban y no podía estar perfectamente consciente de sí mismo; y finalmente, según él, la esquina de Diego Leño con Morelos existe. Pues después de vivir muchos años en esta ciudad, nunca había sabido de esa esquina, ya que Diego Leño tiene esquinas con Zamora y con Bremont, así que ignoro de qué ubicación me estaba hablando este sujeto.

Sin ser estas explicaciones posibles, ya que se negó a brindarme una explicación y fundamentación legal, al escucharme decir que no iba a recibir ni un solo peso de mi bolsa, ya que no le iba a continuar fomentando su vicio en horas de trabajo, este señor a gritos mal hablados, típico de una persona en estado de ebriedad, se puso a insultarme y a decirme que "yo era el que estaba borracho -además de ciertas palabras altisonantes- y que me iban a detener para ser remitido ante la autoridad correspondiente". A esto yo le pedí, que me aplicaran el famoso alcoholímetro o dispositivo para medir la cantidad de alcohol en la sangre, pero que al mismo tiempo también se lo aplicaran a él.

Ante esto, el oficial se encerró en su unidad, subió los vidrios y me ignoró en todo momento. Como parte de mi defensa, es esa fecha, yo me encontraba tomando medicamentos, razón por la cual no podía ingerir alcohol, además de que acababa de salir de mi trabajo y me dirigía a mi hogar.

Hasta el día de hoy, no he pagado ni pienso pagar la multa ya que yo no cometí tal infracción. Fui recibido por el Director de Tránsito Municipal, pero sólo me dieron explicaciones, y fue su palabra contra la mía. Y bueno, el oficial Luna Ávila estuvo presente, ya completamente sobrio, pero de nada sirvió.

Por todo esto, me uno a los demás Xalapeños que están presentando sus quejas y evidencias, esperando que la Alcaldesa Elizabeth Morales pueda poner orden en esta dependencia que únicamente se dedica a extorsionar y robar a la ciudadanía. Es necesario que los lugares de trabajo que esta dependencia tiene, sean ocupados por gente profesional, capaz, honesta y dedicada a servir a la ciudadanía, que si no mal recuerdo son algunos de los atributos que todos los servidores públicos, pagados por nuestros impuestos deben de tener.

Sin más, y en espera de que esta opinión sea publicada, me uno al deseo de muchos veracruzanos para que nuestras voces no solo se escuchen, sino sirvan para que Veracruz vuelva a ser un gran Estado, lleno de felicitaciones en lugar de quejas.

Omar Antonio Flores Guzmán
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Alerta de violencia de genero