Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

PGR también investiga caso de cuerpos desaparecidos por autoridades de Veracruz

- La Procuraduría indaga el hallazgo de restos en barranca cercana a la Academia de Policía
- Exfiscal Luis Ángel “N” acusa que se presiona a funcionarios y exfuncionarios para que declaren en su contra

Jos Topete Xalapa, Ver. 19/06/2018

alcalorpolitico.com

Durante la audiencia inicial de legalización de la detención y de imputación realizada este lunes en los juzgados de Pacho Viejo, en Coatepec, en contra de Luis Ángel “N”, se reveló por parte de la Fiscalía General del Estado que la Procuraduría General de la República (PGR) también investiga el hallazgo de restos humanos en el lugar conocido como la barranca de “La Aurora”.
 
De acuerdo con el fiscal especializado en Personas Desaparecidas, Luis Eduardo Coronel Gamboa, se trata de al menos 156 fragmentos óseos y prendas de vestir encontrados en dicha zona situada en las inmediaciones del Centro de Estudios e Investigación en Seguridad (CEIS), en la Academia de Policía de Veracruz.
 
Según el funcionario, estos restos fueron encontrados en una diligencia realizada del 28 al 30 de noviembre de 2017 y forma parte de la investigación por otro caso de desaparición forzada. Coronel Gamboa únicamente apuntó que se trata de la desaparición de Héctor Jesús Hoyos Barradas, ocurrida en de abril de 2013.
 
No obstante, en una audiencia realizada en febrero del año en curso en contra del extitular de la Secretaría de Seguridad Pública, Arturo “N”; así como del exdirector de la Fuerza Civil, Roberto “N” y 17 exelementos de la SSP, salió a relucir el caso de Hoyos Barradas.
 
Entonces se mencionó como una de las 15 víctimas de desaparición forzada documentadas a “Los Fieles”, grupo encargado de la detención y desaparición de civiles, supuestamente relacionados con la delincuencia organizada.
 
De apenas 16 años al momento de su detención en 2013, según la Fiscalía, el menor fue retenido por elementos del grupo Fuerza de Reacción de la División de Policía Estatal, al mando del Manuel Alejandro “N”, el día 6 de abril del 2013, alrededor de las 10:47 horas.
 
De acuerdo con las indagatorias de la Fiscalía Especializada en Atención de Denuncias por Personas Desaparecidas, los hechos habrían ocurrido sobre la carretera federal Xalapa-Perote, a la altura de la localidad El Rosario, municipio de Rafael Lucio. Fue registrado de manera ilegal y supuestamente se le encontró información en su teléfono de que trabajaba como informante de los movimientos de las autoridades para un grupo criminal.
 
No obstante, después de reportar la detención “al titular”, el grupo Fuerza de Reacción recibió la instrucción de “ponerlo a disposición correspondiente”, lo que significaba entregar al detenido a la fuerza especial para su desaparición.
 
Imputación es “injusta”
 
Cabe señalar que durante la audiencia de este lunes, el exfiscal Luis Ángel “N” aseveró que acreditará que la Fiscalía, a cargo de Jorge Winckler Ortiz, presiona a funcionarios y exfuncionarios del organismo para que declaren en su contra.
 
Poco antes de que la jueza Alma Aleida Sosa le decretara prisión preventiva oficiosa, mientras continúan las investigaciones en su contra por parte del organismo autónomo, Luis Ángel “N” negó categóricamente haber cometido algún ilícito, sobre todo participar en la desaparición forzada de un expolicía; así como de 12 de 19 cuerpos hallados en la barranca de “La Aurora”. Subrayó que los señalamientos en su contra, retomados de una entrevista a Arturo “N”, extitular de la Secretaría de Seguridad Pública, le “sorprenden, ofenden y lastiman”.
 
Hay que recordar que este miércoles 20 de junio a las 15:00 horas continuará la audiencia para que la defensa lleve a cabo el desahogo de medios de prueba y el próximo sábado 23 de junio, a las 13:00 horas, se realizará la audiencia de vinculación a proceso.
 
Luis Ángel “N” insistió en calificar como “sospechosas” las imputaciones de la Fiscalía en el tema de desaparición forzada; negando la orden para ocultar en parte el hallazgo de 19 cuerpos en la barranca situada en el municipio de Emiliano Zapata.
 
Agregó que una declaración del exdirector de los Servicios Periciales, Gilberto “N”, vinculado a proceso por el caso del hallazgo en la barranca de “La Aurora”, fue modificada sin razón aparente: “Tengo conocimiento de que el 9 de abril, en este Juzgado, dio una versión opuesta a la que ahora señala”.
 
Caso de David resultó clave para imputación
 
Según la Fiscalía, el expolicía David “N”, de 37 años de edad, fue privado de su libertad y más tarde de su vida, durante la noche del 12 de enero de 2016, según lo que declaró uno de sus testigos protegidos. Dicha persona relató que escuchó las súplicas del elemento cuando éste salía de las instalaciones de la SSP, donde se realizan los exámenes de control y confianza a los elementos de seguridad en Xalapa.
 
Contó que en ese momento se vio sorprendido por cinco policías encapuchados que portaban armas largas, quienes le recomendaron “largarse a la chingada” si no quería que le pasara lo mismo que a David “N”. Apenas siete días después, es decir, el 19 de enero, aparecerían junto con el cuerpo de David los cadáveres y restos de al menos 18 personas más, víctimas en su mayoría de desaparición forzada, en la barranca de “La Aurora”.
 
De acuerdo con datos de la Fiscalía, de los 13 cuerpos que el exfiscal Luis Ángel “N” habría ordenado ocultar a sus subalternos, uno de ellos fue llevado hasta la localidad Santa Ana, en el municipio de Alto Lucero, donde se simuló haberlo encontrado, siendo los restos del policía David "N"; hechos ocurridos el 4 de febrero de 2016.
 
No obstante, de los restos de las 12 personas restantes aún se desconoce su identidad y ubicación, luego de que habrían sido entregados a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, en ese entonces a cargo de Arturo “N”.
 
Concretamente, para su imputación contra Luis Ángel “N”, la Fiscalía aportó en total 53 datos de prueba durante la audiencia.
 
Así se informó de la declaración de otro testigo protegido que se desprende de un informe de la Policía Ministerial del 8 de enero de 2018, luego de que elementos fueron a las instalaciones de la SSP en la colonia Obrero Campesina, para entrevistar a vecinos de la zona, cuando uno de ellos relató que escuchó a alguien gritar: “¡déjenme cabrones, no se pasen de lanza, soy compañero!”, poco después del Día de Reyes de 2016.
 
La persona agregó que vio una patrulla de la SSP, con elementos abordo, quienes sometieron a David "N", algunos encapuchados y con armas largas.
 
Otra entrevista presentada en la audiencia de este lunes por la Fiscalía refirió que una mujer tenía un celular LG, regalado por su esposo Isidro Mapel, quien por su parte lo había recibido del capitán José Luis Reyes, entonces escolta de Arturo “N”, extitular de la SSP.
 
Mapel corroboró los dichos de su esposa, apuntando que el teléfono se lo obsequió el capitán, quien le explicó que se lo había quitado a un "malandro" y que el chip ya estaba limpio; el aparato habría pertenecido al policía David “N”.
 
Entre los datos relatados contra Luis Ángel “N” también hay entrevistas a peritos, como la realizada a Patricia Bautista Ramírez, el 21 de enero de 2016, quien refirió que se le pidió al químico Juan Carlos Maldonado reactivar huellas de 14 personas encontradas en la barranca.
 
Esto mediante el sistema automatizado de identificación de huellas, localizando entre los restos hallados en la barranca los del expolicía David “N” y a José Alonso Tejeda Reyes, detenido con anterioridad por portación de arma de fuego.
 
No obstante, de acuerdo con Patricia Bautista, el 25 de enero el entonces director General de los Servicios Periciales, Gilberto “N”, quien está vinculado por los hechos, ordenó que sólo se debían identificar las huellas de 6 de los 14 cadáveres a los que se le sacó la información y únicamente se daría a conocer el de José Alonso Tejeda.
 
Además, Gilberto "N" ordenó que la identificación del expolicía David “N” no se debía relacionar con el hallazgo de "La Aurora", para simular su ubicación en la comunidad Santa Ana, municipio de Alto Lucero, más tarde.
 
Debido a su trabajo de perito, Patricia Bautista entregó dos discos con las huellas generadas de las 14 personas y por su parte, el químico Juan Carlos Maldonado confirmó que Gilberto “N” ordenó reactivar las huellas de los 19 cuerpos hallados; aunque sólo habían logrado hacerlo con 14 personas halladas en la barranca, ya que 5 estaban “en el puro esqueleto”.
 
Otra entrevista de la Fiscalía que inculpa a Luis Ángel “N” es la realizada a un testigo de identidad resguardada el pasado 5 de marzo de 2018, siendo un policía que intervino en el levantamiento de los cuerpos de la barranca, quien aseguró que se contabilizaron al menos 15 cadáveres y restos óseos; informando de lo anterior al fiscal de la Unidad Integral de Procuración de Justicia (UIPJ), José Manuel Viciconty Zapot.
 
A Viciconty Zapot la entonces delegada regional de la Policía Ministerial, Carlota “N”, también vinculada a proceso por el caso, le ordenó sólo informar del hallazgo de 6 cadáveres. Además, la Fiscalía informó de un dictamen realizado el 30 de junio de 2016 del perito Carlos Hernández, quien informó sobre el levantamiento de los cuerpos detectando que las 6 personas halladas tuvieron una muerte mecánica del tipo violento.
 
De igual forma, se desprende de una entrevista a María Isabel Hernández Cruz, entonces fiscal regional de la zona centro, que al realizar un viaje a la Ciudad de México se enteró del hallazgo de “La Aurora”, comunicándose con la fiscal de Distrito Eva Aquino, quien le informó que Luis Ángel “N” designó a María del Rosario “N”, exdirectora de Investigaciones Ministeriales, como la persona a cargo de las diligencias, optando por suspender su viaje para reportarse el 20 de enero.
 
Explicó que María del Rosario “N” y el fiscal de la UIPJ, José Manuel Viciconty Zapot, habían determinado tras el hallazgo que no se podía ingresar a la barranca el 19 de enero. Para el 20 de enero, cuando empezaron a llegar los fiscales encargados la mujer se percató de que ya estaba en el lugar personal de la Fuerza Civil e incluso María del Rosario “N”, Eva Aquino y un perito, quien seguía ordenes de la ahora exdirectora de Investigaciones Ministeriales.
 
Asimismo, la Fiscalía presentó una entrevista del 10 de mayo de 2018 con Gilberto “N”, quien informó que como director general de los Servicios Periciales se presentó ante el fiscal Luis Ángel “N” luego del hallazgo en la barranca, citándose con él en las oficinas de Arco Sur, en donde estaba reunido con Enoc Maldonado y María del Rosario “N”.
 
Luis Ángel “N” habría asegurado que tras reunirse con “el número 1” éste les pidió que nada más se reportara el hallazgo de 6 cuerpos; aparte de que la exdirectora de Investigaciones Ministeriales sería la responsable de llevar las diligencias.
 
Otro perito, encargado de llevar el cuerpo de David “N” a la localidad Santa Ana, el 4 de febrero, relató que en la diligencia tuvieron que tomar la foto del cadáver boca abajo, ya que a esas alturas se le había realizado la necropsia y la sutura era evidente.
 
Debido a su trabajo, toda actividad realizada era respaldada mediante fotografías y en este caso guardó todo en un dispositivo USB, entregándolo a la Fiscalía General, mismo que cuenta con imágenes y video de cuando los cuerpos estaban en el SEMEFO antes de ser trasladados, un mes después de ser encontrados, por orden de Gilberto “N” en una camioneta Lobo.
 
Según Coronel Gamboa, antes de su muerte el expolicía David “N” ya había contado a su esposa y a su madre los problemas que tenía con el delegado de la SSP de Acayucan, Ervey Cervantes Lozano, pero sólo quedó como una confesión familiar, poco después desaparecería y sus restos serían hallados en Alto Lucero.
  • Salon de usos multiples
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Seguimos trabajando