Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Plantea ONU crear fondo mundial para enfrentar futuras pandemias

Apoyaría a países de bajos ingresos a brindar protección social a su población

Miguel Valera Xalapa, Ver. 02/07/2021

alcalorpolitico.com

Los países deben prepararse para enfrentar futuras crisis y pandemias, a través de la creación de un fondo mundial para la protección social, con el fin de aumentar el nivel de apoyo a los países de ingreso bajo, ayudándoles a establecer y mantener pisos de protección social en forma de derechos a prestaciones y a incrementar su resiliencia, así lo afirma un informe presentado por el Relator Especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, Olivier De Schutter.

En el documento denominado Fondo mundial para la protección social: solidaridad internacional al servicio de la erradicación de la pobreza la protección social se señala que el mecanismo propuesto debería verse como una inversión con un alto rendimiento potencial, ya que conduce a la creación de capital humano y tiene importantes efectos multiplicadores en la economía local.

Cabe mencionar que este fondo se contempla como un medio para compensar el déficit de financiación que experimentan los países de ingreso bajo que tratan de garantizar pisos de protección social para su población, y para alentarlos a establecer sistemas de protección social permanentes y basados en derechos, en consonancia con las normas internacionales, sin tener que temer que las crisis repentinas supongan una carga financiera que ponga en peligro su asequibilidad.



En ese sentido, el estudio elaborado por Olivier De Schutter señala que es especialmente importante establecer sistemas de protección social resilientes y adaptables a las crisis, ya que las crisis (en particular los desastres naturales) se han vuelto cada vez más frecuentes.

Basándose en diversas consultas, el especialista de la ONU sugiere que: “El fondo mundial puede establecerse a partir de las estructuras ya existentes que se han creado de forma ad hoc para proporcionar apoyo a la universalización de los pisos de protección social. El reto ahora es reforzar esas estructuras (no debilitarlas ni duplicarlas) para que colaboren más eficazmente entre sí y aumentar el nivel de apoyo, asegurando al mismo tiempo que ese apoyo se adapte a futuras crisis”.

As su vez, propone que la gobernanza de este mecanismo internacional para la protección social podría incluir cinco órganos: una alianza política de alto nivel, una junta, una secretaría, un fondo fiduciario de múltiples socios y una dependencia de rendición de cuentas independiente.



“Las decisiones operativas dentro del fondo mundial para la protección social deberían tomarse bajo la supervisión de una junta, formada por los estados donantes y receptores, pero en la que estuvieran representadas también las organizaciones internacionales de empresarios y trabajadores y la sociedad civil. Aunque la junta como tal no existe aún, sería nombrada por la alianza política de alto nivel, y sus métodos de trabajo podrían inspirarse en los del grupo directivo del llamamiento a la acción ante la COVID-19 en la industria mundial de la confección”.

El Relator Especial considera que, después de un tiempo, los países respaldados por el fondo propuesto podrían ellos mismos mantener los sistemas de protección social. De acuerdo con las previsiones presentadas la Organización Internacional del Trabajo, la movilización de recursos nacionales debería crecer gradualmente, con el apoyo de la asistencia y la cooperación internacionales, de manera que la financiación internacional se elimine gradualmente para 2030.



“Si bien el déficit de financiación no se cubrirá́ inmediatamente, puesto que crear pisos de protección social lleva tiempo y la cobertura de toda la población solo puede alcanzarse gradualmente, la combinación de apoyo internacional, fomento de la capacidad y movilización de recursos nacionales garantizará que el déficit termine por cubrirse con el tiempo. Con un punto de partida de 48,100 millones de dólares, las previsiones hasta finales de 2030 son que la cobertura aumentará gradualmente y que los recursos nacionales supondrán una proporción cada vez mayor del déficit

El informe señala que la eficacia del apoyo del fondo mundial dependerá en gran medida de la calidad de la coordinación en el plano nacional en la esfera de la protección social. “Aunque ya existe esa coordinación, sería importante que todos los actores pertinentes que trabajasen en cuestiones de protección social, incluida la financiación, formaran parte de los equipos y coordinasen su apoyo financiero y técnico siguiendo una hoja de ruta común”.

Finalmente, invita a todos los gobiernos, así como a los organismos internacionales cuyos mandatos incluyen la protección social, a los sindicatos y a las organizaciones de la sociedad civil, a contribuir a que esta idea sea una realidad.